Viaje a Disneyland París: nuestra experiencia

Si estás pensando en organizar un viaje a Disneyland París este post te interesa porque te cuento con todos los detalles cómo fue nuestra visita al parque más mágico de Europa. Como ya te adelanté hace tiempo, nuestro viaje fue de 4 días y 3 noches con dos niños de 7 y 4 años, una bonita experiencia que siempre recordaremos.

Viaje a disneyland parís: Barcelona – Disney

Nuestro viaje a la magia fue en avión, concretamente con la compañía Easyjet desde el aeropuerto de Barcelona hasta Charles de Gaulle (en total, 370 euros con 3 maletas de cabina).

El coche lo dejamos en la misma puerta de la terminal del aeropuerto de Barcelona. Gracias a Aparca & Go, cogimos el servicio Premium. Un conductor recogió nuestro coche a la hora acordada y lo trasladó hasta sus instalaciones. A la vuelta, el conductor nos esperaba a la salida de la terminal con el coche listo para regresar a casa. Se trata de un servicio super cómodo y recomendable.

Una vez en territorio francés, cogimos un autobús que nos llevó directamente hasta el hotel. Se trata del Magical Shuttle https://magicalshuttle.es ; una opción bastante recomendable para este trayecto. Su precio es de 23 euros los adultos, 10 euros para los niños menores de 12 años y gratuito para los bebés hasta 2 años. Para los que estéis muy concienciados con la seguridad infantil en carretera, tenéis que saber que cuentan con cinturones de 2 puntos y no de 3, como sería lo correcto.

Este bus, que también hace el trayecto Orly – Disneyland – Orly, tarda unos 35 minutos, pero hay que sumar que para en cada uno de los hoteles Disney, por lo que el recorrido (según el hotel donde te alojes) puede llegar a ser de hasta 1 hora o más.

Hotel Santa Fe en Disneyland París

Como ya te conté en otro post,  hemos optado por alojarnos en el hotel Santa Fe. Es el más alejado del parque pero se llega en un paseo de unos 15 minutos andando, aunque también hay un bus lanzadera que hace este trayecto cada 12 minutos (pero muy masificado, así que en horas punta es mejor ir andando).

El hotel es más que suficiente para dormir (el resto de la jornada la pasarás en el parque) pero realmente necesita una reforma porque es bastante viejo. Aun así, si queréis ahorraros un eurillos en vuestro viaje creo que es una magnífica opción para dormir en un hotel Disney sin pagar una morterada.

Mejorable también es el desayuno, donde además de haber largas colas en hora punta (todo el mundo quiere aprovechar la hora mágica), la comida que se sirve en el buffet es un poco justa y poco variada (pan, cereales, embutidos, fruta, algún plato caliente…).

Organización del viaje a Disneyland

De los 4 días de nuestra visita, 3 los destinamos al parque Disney y uno a Studios. Debido a la alta afluencia de gente cuando fuimos, a principios de septiembre, no pudimos aprovechar demasiado la hora mágica (pese al madrugón, no conseguimos entrar ningún día antes de las 9 de la mañana).

Tanto si eres muy meticuloso como si eres un alma libre, para tu viaje a Disneyland París es imprescindible que te descargues la APP oficial donde, entre otras cosas, podrás controlar las colas de las atracciones y encuentro con personajes en tiempo real, los horarios, el cierre puntual de alguna de ellas y todos los detalles que te conciernen durante tu visita.

Previo al viaje, nosotros (ejem, yo) organicé un poco las diferentes áreas del parque por días e incluso vi algunos vídeos de las atracciones para ver si eran apropiadas para los peques e incluso para mí y mis vértigos.

Aun así, una vez allí improvisamos muchísimo (siguiendo la recomendación de las colas) y también a medida que nos encontrábamos personajes o shows por la calle.

Día 0 de tu viaje a Disneyland París

El día 0 lo podríamos definir como el día de llegada (o de salida) de tu viaje. En este día yo no recomiendo entrar al parque porque se desaprovechan muchas horas. Por ejemplo, aunque tu vuelo salga muy temprano y llegues al parque (entre desplazamientos, check in, etc.) a las 12 del mediodía, has perdido varias horas y es mejor que ese día te lo tomes con calma para ver tu hotel y el resto (que son también merecedores de un paseo) o des una vuelta por el Village (el acceso a los parques, lleno de tiendas y restaurantes). Esto es lo que hicimos nosotros que llegamos al parque sobre las 17.00 de la tarde.

Comer en Disneyland París

Para nuestro viaje a Disneyland París contratamos la pensión completa estándar (que es la que puedes coger si vas al hotel Santa Fe). Con esta pensión nos entraba el desayuno, la comida y la cena (cada día podíamos elegir un restaurante de mesa y uno de comida rápida).

La diferencia con la pensión plus (disponible en el resto de hoteles menos en el David Crockett) es que en esa las dos comidas principales del día las puedes hacer en un restaurante de mesa, por lo que tiene más valor y es más caro.

En ambas opciones o si vas sin ningún tipo de pensión, es importante que reserves con mucha antelación los restaurantes de mesa, ya que se llenan con facilidad a varios meses vista.

En general, la comida del parque nos pareció bastante mala. No hay opciones saludables como en otros parques temáticos y todo es muy repetitivo…

Los restaurantes en los que comimos son:

Annettes. Típica hamburguesería americana ambientada en los años 80, muy chula. Pero también muy cara. No entra en los planes de pensiones y los 4 acabamos pagando 80 euros (por hamburguesas, recordemos).

Plaza Gardens. Es un restaurante tipo buffet donde encontrarás todo tipo de comida. Bastante rico y variado, nos gustó pero tampoco es para tirar cohetes.

Lucky Nugget. Aunque parece un restaurante de comida rápida, se considera restaurante de mesa (ojo con los tickets de pensiones a la hora de gastarlos). Hay un menú de fast food para adultos y niños poco variado, nos pareció regulero.

Chez Remy. Ubicado en Studios, es el restaurante de Ratatouille. Comimos un menú rico, aunque lo mejor es la decoración y la temática, que simula que eres un pequeño ratón en el restaurante de la peli.

New York Style Sandwiches. Bocatas y pizzas, nada del otro mundo pero una de las opciones de la pensión estándar del Village.

Aubergen de Cendrillon. Este restaurante es el que ofrece la conocida comida con princesas Disney. Durante el servicio, unas 3 o 4 princesas aparecen y se acercan a todas las mesas para hablar con los peques, hacerse fotos y firmar autógrafos. La comida la mejor que probamos en todo el parque. Eso sí, su valor está muy por encima del precio real (cuesta unos 250 euros, para 4 personas).

Hakuna matata. Probablemente el mejor restaurante de comida rápida que probamos. Este restaurante ambientado en el Rey León ofrece comida africana como kebabs, arroces y ensaladas.

Bella Notte. Restaurante de comida rápida ambientado en La Dama y el Vagabundo. Tiene muchos adeptos pero no nos pareció nada del otro mundo. La pizza del menú infantil es de risa (un palmo) y su famosa lasaña no es para tirar cohetes.

Disneyland París – Barcelona

Acabado nuestro viaje, tocaba volver a casa. Pero esta vez lo hicimos con el tren de alta velocidad TGV, una opción rápida para poder aprovechar las máximas horas en el parque. El tren sale desde la estación situada en la entrada de Disney, Marné le Vallé.

Se trata de una estación muy pequeñita por lo que no tiene pérdida. Una vez dentro, tenéis que bajar a los andenes tras validar el ticket, y allí esperar vuestro tren que os dejará en Charles de Gaulle en unos 10 minutos de viaje (una maravilla).

Contradiciendo muchas informaciones que circulan por la red, os diré que la mejor opción es reservarlo pocos días antes, ya que los precios bajan muchísimo. Para que os hagáis una idea, a nosotros nos costó 65 euros para 4 personas y semanas antes, su precio superaba los 150 euros.

En unos días te daré algunos trucos para el viaje a Disneyland París vaya rodado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.