tarta queso sin horno

Tarta de queso sin horno

Hace mucho que no publico una receta y este fin de semana me he animado con un postre que en casa nos encanta pero que hacía tiempo que no preparaba. Se trata de una tarta de queso sin horno, una receta muy fácil pero resultona. Eso sí, con bastante azúcar por lo que es una preparación que es mejor reservar para ocasiones concretas y puntuales (nada de atiborrarse a pastelazo cada fin de semana, ok?

ingredientes

  • 500 gramos de queso cremoso de untar
  • 100 ml de nata líquida
  • 80 gramos de azúcar
  • 2 sobres de cuajada
  • 100 gramos de galletas
  • 60 gramos de mantequilla sin sal
  • mermelada (de fresa, frambuesa, higos….)
  • ralladura de limón (al gusto)

Preparación

  • Se trituran las galletas en la picadora y se añade la mantequilla (a temperatura ambiente). Se integra todo y se coloca en el fondo de un molde previamente engrasado con mantequilla o aceite (lo ideal es que sea desmontable) y se presiona bien con la mano.

Tarta de queso sin horno

  • En un cazo, se pone el queso crema, la nata y el azúcar. Se calienta y cuando esté todo integrado, se añade la ralladura de limón (yo le pongo bastante) y los sobres de cuajada. Se vierte encima de la galleta, en el molde.

Tarta de queso sin horno

  • Se mete en la nevera, al menos, 6 horas. Yo suelo hacerlo el día de antes y dejarlo toda la noche.

Tarta de queso sin horno

  • Cuando ya esté frío, se añade por encima una capa de mermelada y alguna fruta fresca (puede ser formando un círculo en todo el perímetro). Yo usé mermelada de higos pero no tenía ninguna fruta que me encajara en esa combinación.

Tarta de queso sin horno

  • Servir fresquito ¡y a disfrutar!

NOTAS

  • La tarta de queso es muy socorrida. Antes la hacía con otra receta, sin nata y sin quajada, pero esta tiene mucho más sabor.
  • Yo le añadí leche porque quedaba una textura muy compacta, pero creo que es mejor no ponerle, para que el queso quaje bien en la nevera y quede más tipo mousse.
  • Podéis poner más o menos azúcar, esto es también al gusto. Inicialmente le puse 100 gramos pero estaba demasiado dulce (la mermelada ya es muy dulce así que creo que se puede reducir perfectamente).
  • La capa de galletas me quedó muy gruesa para mi gusto, por eso os he reducido la cantidad en la receta.

Espero que os guste y si la preparáis, podéis etiquetarme para que vea vuestras creaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *