Navidades en Port Aventura: nuestra experiencia y puntos a mejorar

Uno de los planes que teníamos para estas Navidades era pasar un día en el parque de atracciones Port Aventura. Nosotros no somos demasiado fanáticos de estos sitios por varias razones (no nos subimos en atracciones, nos parecen demasiado artificiales, muy saturados de gente, precios abusivos…). Pero como una vez al año no hace daño, aprovechando los días de vacaciones de papi, nos reservamos uno para visitar el parque.

A mediados de noviembre, Port Aventura entró de lleno en la Navidad y el parque se redecoró con luces y guirnaldas para sumergirnos en un mundo de magia e ilusión. Villancicos, espectáculos navideños, Papá Noel, regalitos de esta temática…Un espacio no apto para Grinchs. Pero finalmente apuramos las fiestas y visitamos el parque el día 5 de enero, para poder ver la Cabalgata de los Reyes Magos en un sitio diferente.

La Granja de Elmo Port Aventura

La Granja de Elmo

A media mañana llegamos al parque para poder sacar el máximo rendimiento a las entradas (que no son precisamente baratas – 47 euros- , aunque nosotros teníamos una promoción y nos salieron al 50%). Con un niño de 15 meses que aún no camina… pocas atracciones a nuestro alcance. Sésamo Aventura es espacio reservado a los más peques de la casa pero, aun así, la mayoría de atracciones son para niños que ya alcanzan 1 o 1.20 metros de altura. Aun así, los niños a partir de 3 años pagan entrada, pese a que pueden montarse en muy pocas atracciones (según las tablas de la OMS – cada niño es distinto, pero es para que os hagáis una idea- el metro de estatura se suele alcanzar alrededor de los 4 años; y el 1,20m, entre los 7 y los 8 años). Así que, o tenéis niñ@s muy altos, o poco rendimiento le vais a sacar a las atracciones. Existe un pase anual que por el módico precio de 160 euros (nótese la ironía) permite visitar el parque tantas veces como se desee. Un adulto quizá lo amortiza… pero los niños, difícilmente. ¿Cómo solucionarlo? Pues cobrando una entrada en función de la estatura. Si es eso lo que marca donde se puede subir cada uno, y no la edad, aquel que mide 90 cm no debería pagar lo mismo que el que mide 1.50.

2016-01-08 11.18.15

Los Potrillos

Nosotros nos montamos en La Granja de Elmo (son unos camioncitos que hacen un breve recorrido por una granja, hay figuras de animales enormes que emiten sonidos) y lo pasamos muy bien. También nos subimos en Los Potrillos, los clásicos caballitos que recorren el monte; papá o mamá van sentados en el caballo y el peque en un asiento justo delante. También los montamos en el Carrusel. Al peque no le hizo mucha gracia el caballo, y nos sentamos los 3 en la carretilla.

A los que nos dan vértigo las atracciones y/o vamos con niños, siempre nos quedarán los espectáculos. Hay niños que bien temprano sienten curiosidad y se fijan (no es el caso de mío), pero yo creo que alrededor de los 2 años ya pueden permanecer un ratito sentados disfrutando del espectáculo. A lo largo del día, disfrutamos de un espectáculo navideño, uno de patinaje sobre hielo y un recorrido por un bosque encantado. Los tres nos gustaron mucho, aunque en dos de ellos M. estaba en plena siesta.

Ya por la tarde, vimos la llegada de los Reyes Magos, un recorrido un poco breve para mi gusto (ya que estuvimos esperando más de un hora para situarnos  en un sitio medio decente y ver algo). Por suerte, pudimos entrar un poco en calor disfrutando de un chocolate caliente y un trozo de roscón de Reyes (por un euro, que Port Aventura no regala nada).

La valoración general de la jornada es positiva, aunque hay cosas realmente sorprendentes, tratándose de un parque infantil. Para empezar, no hay cambiadores en los baños. En el área de Sésamo Aventura, sí; pero en el resto simplemente hay unas salas gélidas y hay que cambiara los niños en las encimeras del baño. De lado, con la cabeza tocando el frío mármol y medio cuerpo fuera cambié yo a M. Siendo la sala tan grande, al menos podrían poner un par (aunque caben muchos más) de cambiadores; papel y todo lo necesario en estos casos. Además, la limpieza de los baños es bastante justa, no hay papel higiénico en todos los WC, los dispensadores de jabón rotos…

Pero la gran decepción del parque es el tema restauración. Los precios son muy abusivos, de escándalo diría yo. Para poneros un ejemplo, los menús de comida rápida (bocadillo – hamburguesa más patatas y bebida) están entre los 12-15 euros; los menús con 4 tapas y copita de vino, 18 euros por cabeza… Nosotros siempre acabamos comiendo en La Cantina (México). El menú tampoco es barato (unos 16 euros) pero al menos hay un entrante, plato principal, postre y bebida). En mi opinión, este tema está muy descuidado. Precios muy altos en todos los restaurantes y de una calidad justita, pero comer hay que comer, y de ello se aprovechan. Los bolsos y mochilas son registrados a la entrada (hasta 3 veces en nuestro caso), pero se pueden entrar perfectamente bocadillos y bebidas. Es más, si vas con el carro del peque, yo directamente echaría el tupper un poco camuflado.

Para los que tienen el pase hay un descuento del 20% (entre semana, en fin de semana sólo es del 10%). Me parece de risa esta promoción…ya que os recuerdo que cuesta 160 euros por persona. Deberían cuidar un poco más al visitante y, especialmente, al que tiene el pase.

Estas cositas (que no pequeñeces) las voy a hacer constar en una sugerencia / reclamación (sobre todo lo de los cambiadores de bebés, que lo veo fácil de solucionar).

¿Vosotros habéis visitado el parque? ¿Qué tal la experiencia?

2 comentarios en “Navidades en Port Aventura: nuestra experiencia y puntos a mejorar

  1. mamirecientecuenta dijo:

    hola!!
    A mi no es que me gusten especialmente, pero a mi marido le encantan los parques y Port Aventura le chifla. Ya habla de cuando iremos con la peque, pero sinceramente, la veo muy pequeña y pagar para que no se monte en nada o en casi nada, como que no.
    Lo de los cambiadores es para enfadarse, pero desgraciadamente esta no es una excepción, si no todo lo contrario.

    Lo del precio de las comidas, es muy abusivo. Nosotros la última vez que fuimos pagamos un 2×1 y nos pusimos las pulseras que te permiten no hacer ninguna cola (las pagas a precio de oro, pero para un día, hay que aprovechar al máximo y no pasarse dos horas haciendo cola para 10 minutos de atracción). Como dices nos registraron al entrar y es que ellos donde se sacan la pasta es en la comida y las bebidas, porque ni agua puedes entrar. Nosotros terminamos en la cantina, porque todo lo que veíamos era abusivo y no valía lo que pedían, y es que debería haber para todos los bolsillos y no cobrar a precio de oro, cuando además no te dejan entrar ni un triste zumo. En fin… que seguro que lo pasasteis bien, pero yo con la peque esperaré un poco a ir. Supongo que este verano, se quedará un día con los abuelos para que nosotros vayamos, o si no me apetece mucho, mando a mi marido con sus amigos y yo me quedo en la playita tomando el sol y disfrutando de la peque con la arena. Jejejeje. Que seguro que no me cobrarán esos precios 🙂
    Saludos

    • Maternitis dijo:

      Jajajajaja. Teóricamente no puedes entrar ni un zumo pero…hecha la ley, hecha la trampa. Y más con una cría. Nosotros llevamos el agua y el tupper para el peque, y había gente con el termo de comida (puede ser para el peque o para ti). Yo el próximo día echo los bocatas o la tortilla.

      Ya no es solo q sean abusivos, es q se come fatal!

      Gracias por comentar! !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *