El milagro de conciliar en verano

Menos de un mes. Eso es lo que falta para que termine el curso y yo ya tengo ataques de pánico. Casi tres meses por delante. Ante este panorama una se plantea… ¿Qué narices hacer con dos niños pequeños? ¿Cómo organizarse? Si cuando hay colegio es complicado, conciliar en verano es un milagro.

la situación

Mis hijos tienen 4 años y 19 meses. Vamos, que son muy pequeños. El mayor termina P4 y su hermana P1 (guardería). A estas edades hay pocas opciones para ellos. Ambos trabajamos por cuenta ajena (yo con jornada reducida) pero contamos con la ayuda de mis suegros (mis padres viven más lejos y lo tienen más complicado para bajar).

Con este panorama (que reconozco que podría ser peor pero oye, a mí me da dolor de cabeza organizar el tema) pues tenemos varias opciones:

Opción A. Dejar a los dos niños con mis suegros todo el verano.
Opción B. Dejar a la peque en la guardería y al mayor con mis suegros.
Opción C. Dejar a la peque en la guardería y al mayor en un casal o esplai de verano.
Opción D. Combinar A, B o C con el reparto de nuestras vacaciones para cubrir los 3 meses.

EL problema

El problema de conciliar en verano, o mejor dicho, los problemas, en nuestro caso, son los siguientes:

  1. No queremos abusar de los abuelos. Dos niños pequeños tantas horas… me parece una tortura a su edad (a la mía también, pero son mis hijos y me fastidio). Además, los abuelos son muy caseros y pasan todo el día encerrados en casa… así que no me parece un gran plan. Para algún día suelto sí, pero 3 meses es una locura.
  2. La pasta. Todo cuesta dinero, obvio. La guardería de L. no cierra en verano pero cuesta una pasta y hay que tenerlo en cuenta. Lo mismo pasa con los casales o esplais. El año pasado M. fue a uno que era bastante económico pero lo sacamos a los 10 días porque era un horror en muchos sentidos. Otras opciones que hemos mirado para este año cuestan unos 150 e la quincena. Sí, sí, 300 pavos al mes (solo por la mañana y sin comedor).
  3. La falta de rutinas. El mayor cuando no hay colegio se transforma en un pequeño gremlin. Él necesita un horario, unas actividades rutinarias y una planificación. Si no, es el caos.
  4. Las vacaciones. No tenemos tantos días como para cubrir el verano. En mi caso, además, no cojo vacaciones ni en julio ni agosto por picos de curro y falta de personal….

la solución

Después de darle muchas vueltas ambos (a no, que esto es una tarea mía, claro) pues al final este es nuestro plan. Si a alguien se le ocurre algo mejor, que hable ahora o calle para siempre.

Última semana de junio:

La menda hace vacaciones y me quedo con los dos.
Coste económico: 0
Coste físico y mental: +1000.
Plan: estar a remojo todo el día en la piscina.

Julio

El mayor irá a un esplai se verano en inglés. Pinta muy bien porque lo llevan profesores nativos y hacen actividades lúdicas y educativas todo el día: juego simbólico, juegos de agua, deporte, cocina, manualidades… Es todo el día pero hemos decidido que vaya solo por la mañana por dos motivos (en este orden de importancia: el cansancio, el calor extrem y la pasta.

Coste económico: 300 cuquis.

Está al lado de la guardería, que es dónde estará la peque también por la mañana. Mi suegra los recogerá sobre la 13h y les dará de comer. Yo los recojo después de comer y tenemos toda la tarde libre los 4.

Coste económico: 170 euros.

agosto

Desde la última semana de julio hasta la última de agosto (4 en total) la cosa se reparte entre el buenpadre y los abuelos. Él se ha cogido 3 semanas de vacaciones (no seguidas porque tiene un viaje de curro  – voy a morir) -. Esa semana recurriremos a los abuelos al rescate para que se queden con ellos por la mañana. A partir de la última de agosto, cojo yo vacaciones de nuevo.

Coste económico: 0 euros. POR FIN.
Coste físico y mental: me dará un apechusque.

SEPTIEMBRE

Mis vacaciones se alargan hasta el 15 de septiembre, así que genial. El buenpadre tiene previsto cogerse algunos días para estar juntos e irnos de escapadita. Para nosotros es el mejor mes para hacerlas juntos.

Coste económico: 0 euros.
Coste físico y mental: espero que poco

Y nada, así se plantea mi conciliación en verano. Se avecinan 3 meses largos. Deseadme suerte y send eurillos porque la vida está muy, muy cara.

Photo by Raphaël Biscaldi on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *