¿Cuándo juegan los niños?

¿Cuándo juegan los niños? Llevo tiempo haciéndome esta pregunta. Parecerá una tontería, pero cada vez soy más consciente de que mi hijo a penas tiene tiempo para jugar con sus juguetes. El día a día, las rutinas y mil cosas más hacen que, al final, las semanas vayan pasando sin a penas tiempo real para jugar. ¿Es cosa mía o tenéis la misma sensación?

El colegio

Esta impresión empecé a tenerla cuando empezó el colegio. Al iniciar P3, me dí cuenta que las horas de juego y diversión se reducían drásticamente. El año anterior, al ir solo a la guardería por las mañanas, teníamos todas las tardes libres, bien para jugar en casa o bien para salir a dar un paseo y al parque.

Ahora, cuando llega del colegio son casi las 17h. Merienda un poco y tenemos un rato para jugar. Pero, claro, eso no sucede todos los días porque durante la semana también tenemos tareas que hacer (la compra, médicos, recados varios…).

Luego llega la hora del baño y suele pedir ver un rato la tele…. así que horas materiales para jugar, durante la semana, muy pocas. Eso sí, los juguetes se acumulan en montañas en mi salón.

Con el inicio del cole, además de pasarse más horas fuera de casa, llegó el cansancio extremo por la tarde. Al no hacer siesta como antes, hemos adelantado la hora de ir a dormir (sobre las 9) y, por lógica, también la hora de cenar. Si cenamos a las 19:30-20:00, el rato para jugar por las tardes no llega ni a hora y media.

El fin de semana

¿Y qué pasa el fin de semana? Pues que tampoco queda demasiado tiempo para sacar los juguetes. Los sábados por la mañana los tenemos hipotecados con natación. aunque tiene tiempo de jugar antes de ir a piscina (es lo que tiene madrugar tantísimo).

Por la tarde, normalmente, hacemos planes fuera de casa. En invierno, los días de lluvia o mucho frío, quizá sí que somos más propensos a quedarnos en casa pero en cuanto sale un rayito de sol, a la calle.

Encima, como son dos niños, el tiempo para cada uno de ellos es aun menor (cuando teníamos uno solo teníamos más tiempo libre) y, claro, me da rabia.

Tiempo libre

Luego, además, veo a otras familias que tras salir del cole tienen alguna actividad extraescolar, se van a merendar a la cafetería, a dar un paseo, a visitar a algún familiar… Y pienso, ¿y ellos? ¿Cuándo juegan esos niños si los míos ya no tienen ratos?

Este pensamiento de que mis hijos tienen pocos ratos de juego suelen coincidir con la llegada de los cumples o la Navidad. Sé que van a entrar nuevos regalos, casi todos juguetes, y aunque voy apartando y rotando los que ya tenemos, tengo la impresión que se acumulan las cosas materiales pero el día a día no nos deja sacarles provecho. ¿Qué pensáis vosotrxs?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *