Versión Cefálica Externa

A mí me practicaron una Versión Cefálica Externa

Si sois madres o estáis a punto de serlo y el nombre de Versión Cefálica Externa (VCE) os suena a chino, estáis de suerte. Yo, para bien o para mal, me sometí a una. No os asustéis, se trata de un procedimiento médico relativamente sencillo pero os lo quiero explicar con detalle porque es difícil encontrar información al respecto, al menos a mí me lo pareció. Mi médico le dio muy poca importancia y creo que es una cuestión compleja y conviene tener toda la información al respecto para decidir, libremente, si conviene o no someterse a una.

La Versión Cefálica Externa (VCE) es una práctica médica que se realiza cuando el feto está en posición de nalgas o en podálica y se acerca la fecha probable de parto. Consiste en intentar girar el bebé desde fuera, realizando presión y movimientos encima de la barriga de la mamá. Se trata de un procedimiento voluntario al que os podéis someter si queréis y si no, lo más probable es que os propongan programar una cesárea. Es una práctica totalmente segura y recomendada por la OMS cuya tasa de éxito ronda el 50-60%.

Conviene saber que no todas las embarazadas son candidatas a someterse a una Versión Cefálica Externa. Por ejemplo, se desaconseja en los casos de placenta previa, sangrados vaginales, cesáreas previas, poca maduración del bebé, si hay vuelta de cordón umbilical, malformaciones…



¿Y no se puede dar a luz a un bebé que viene de nalgas?
Se puede. Pero es una práctica que realizan pocos hospitales en España. Según el ginecólogo de mi embarazo, es una práctica en desuso en las facultades de medicina. Y claro, si no se enseña y no se practica… es difícil que un médico proponga a la madre que tenga un parto de nalgas. Hace unos meses, los medios de comunicación publicaban que el Hospital Sant Pau de Barcelona había recuperado el parto de nalgas vía vaginal, después de más de 20 años sin practicarlo. Sin duda es una gran noticia, ya que considero que es una opción más para las mamás que no quieran programar una cesárea o no puedan (no hay muchos centros que realicen las VCE) o deseen someterse a una.

Versión Cefálica ExternaEn mi caso, en la semana 35 el ginecólogo ya me comentó la posibilidad de someterme a una porque M. estaba colocado en posición de nalgas completas desde hacía muchas semanas, esto es, con el culete en mi pelvis y la cabeza en el lado opuesto. Como en el hospital donde yo quería dar a luz (ni en otros próximos) no atendían partos de nalgas, acepté someterme a la versión. La verdad, iba acojonada muy asustada. Lo primero que te comentan es que la maniobra se realiza en sala de partos, ya que conviene tener un quirófano cerca por si hay rotura de la bolsa o te pones de parto. Ah muy bien, pensé yo. Fantástico. Por este motivo, se realiza entre la semana 37 y 38, ya que si naciera el bebé se consideraría un parto a término y, por lo tanto, el bebé sería lo suficiente maduro.

Mi Versión Cefálica Externa se realizó en la semana 37+2. Lo recuerdo perfectamente. Tras realizar el trámite de ingreso en el hospital, me dirigí a unos boxes al lado de los paritorios y ahí empezaron las sorpresas. Si bien mi ginecólogo me había dicho que era un procedimiento muy rápido (unos 10 minutos más o menos), la enfermera que me atendió ya me avisó que iba a pasarme allí unas cuantas horas. Y es que antes de la maniobra en cuestión hay que realizar varias pruebas (que yo desconocía) para comprobar que todo está correcto. Lo primero, una analítica y esperar a los resultados. Yo esta parte me la salté porque llevaba los resultados de una que me habían hecho hacía pocos días. Lo siguiente, monitorizar al bebé y a la mamá para comprobar, entre otras cosas, la frecuencia cardíaca, las contracciones, etc.

Cuando el personal médico comprobó que todo estaba correcto y se confirmó que me iban a realizar la prueba, me inyectaron un medicamento para detener las contracciones y relajar el útero. Después, hay que esperar una hora más o menos pero en mi caso fue mucho más. No sé la causa, pero mi ginecólogo hizo acto de presencia bastante más tarde (creo que llevaba casi 2 horas con la medicación y las correas puestas). El hándicap de este medicamento es que puede provocar taquicardias y temblores, por lo que cuando me trasladaron de boxes a una sala de partos, yo parecía una yonkie temblorosa con unas castañuelas por dientes. Un cuadro. Pero en fin, ahora venía “lo fácil”. Me tumbé como pude en la camilla y contemplé los varios pares de ojos que me observaban (es lo que tienen los hospitales universitarios). Me informaron que todo era correcto, el bebé estaba bien y no había contracciones, así que… manos a la obra.

Recuerdo que el ginecólogo me aplicaba mucha presión en la tripa y movía las manos para girarlo. Esa parte no me dolió, pero era bastante desagradable. Al principio parecía que giraba muy bien y yo daba saltos de alegría (o por efecto de las drogas) pero era una falsa alarma. El culete de M. estaba tan encajado en mi pelvis que fue imposible sacarlo de ahí. El médico intentó hacer pinza con las manos pero no había manera. Esa parte sí que dolió. Era un dolor soportable, como si me pellizcara un poco (de hecho al día siguiente notaba como si tuviera un hematoma en la zona) pero como vio que era imposible, lo dejamos estar. Realmente tenía razón, no fueron ni 10 minutos.

Acabada la versión, me tocaba volver a boxes y seguir monitorizada durante unas dos o tres horas más para asegurarnos que el bebé seguía perfectamente, y no había contracciones ni me ponía de parto. Como todo estaba correcto pero la maniobra no había surgido efecto, ahí mismo me programaron una cesárea para una semana y media después y me dieron el alta.

El desenlace de esta historia es que no llegué a esa cesárea, si no que cuatro días después (semana 37+6) me puse de parto y me practicaron una cesárea de urgencia en el mismo hospital. Una pena, porque sin ni siquiera saber que estaba de parto, llegue muy dilatada y todo apuntaba a un parto bastante rápido.

Según mi matrona de la Seguridad Social (que estaba al tanto de todo) y mi ginecólogo de toda la vida al que visité hace unos meses, es más que probable que el parto se adelantara a consecuencia de la Versión Cefálica Externa. Sea como sea, no me arrepiento de nada y si me volviera a suceder lo mismo, yo volvería a intentar girar al bebé con esa maniobra (aunque creo que no será posible porque no se recomienda si ha habido cesárea anterior).

Dicho esto, quiero añadir un par de cosillas que considero muy importantes:

  • Si queréis realizar la maniobra en un hospital que no es el que os corresponde como mutualistas, tenéis que saber que muchas mutuas no cubren este procedimiento. En mi caso, mi mutua (Sanitas) no sabía ni qué era una Versión Cefálica Externa y no me facilitó ni autorización escrita oficial (pero el ginecólogo me la practico igual porque no había mucho margen para posponerla). Finalmente la mutua se desentendió y el hospital decidió cargar el coste de la prueba a la Seguridad Social.
  • Como siempre digo, informaros todo lo que podáis. Leer, hablar con los médicos que convengan y entonces, decidir. Esta es mi experiencia pero seguro que hay personas que han tenido un parto de nalgas u otra experiencia distinta a la mía y os puede ayudar. En Youtube encontraréis vídeos de la maniobra.

¿Conocíais la Versión Cefálica Externa? ¿Os someteríais a una?

47 comentarios en “A mí me practicaron una Versión Cefálica Externa

  1. Belén dijo:

    Tanto mi ginécologa como la fisio de las clases pre-parto desaconsejaban dicha técnica porqué consideraban que había riesgo de provocar el parto. Lo que recomendaban era la moxibustión y una serie de ejercicios posturales para que se giren solos.
    Cada maestrillo tiene su librillo, y supongo que como los pediatras cada uno tiene su opinión.
    En mi caso quién venía de nalgas fue el mellizo y por tanto tampoco podría haber pasado por una VCE.

    • Maternitis dijo:

      Bueno… si recomiendan una cosa, no suelen recomendar la otra. La moxibustión y los ejercicios (que también estuve investigando un pelín) creo que no son efectivos (al menos no hay evidencia de que lo sean; muchas veces los bebés se acaban girando solos y se dice que es por esto). Creo que si una maniobra como la VCE no funciona… un puro en el dedo gordo del pie… pues tampoco. No sé, no creo mucho en las terapias de este tipo.. Aun así, ejercicios posturales hice todos los que me recomendó la matrona y nada… Muchas gracias por tu aportación 😉

  2. mamirecientecuenta dijo:

    Hola!
    Conocía esta práctica porque se la hicieron a una conocida, pero no sabía su nombre. La verdad es que si se puede dar la vuelta y evitar la cesárea y el bebé y la madre no corren riesgo, yo también lo haría. Aunque por suerte no tuve que hacer nada de esto, pues la peque se giró en el segundo trimestre y ahí se quedó, dándome patadas en mi esternón y en las costilas. jajajajaja.
    Besos!

    • Maternitis dijo:

      De las patadas no se libra nadie! jajajajaja Pues la verdad es que como digo en el post, yo también repetiría. Pese al rollazo de todo el procedimiento en sí. Creo que es una prueba segura y si se evita la cesárea… mejor que mejor.

  3. De Mamis dijo:

    Claro que lo haría si el médico me lo aconseja y el riesgo es mínimo. Lo primero es lo primero!! Yo no tuve este problema con ninguno de los dos, aunque el pequeño salió con la cabeza mirando para arriba, es decir que mientras salía le vi su bonita carita 🙂 puedo decir que a la primera que vio fue a mamá… aunque complicó la salida. Un besote

    • Maternitis dijo:

      Claro, cuando salen así.. ufff. A algunas mamis no les perjudica mucho, pero conozco algún caso en el que el postparto fue muy duro con una recuperación muy larga. Muchas gracias por tu comentario 😉

  4. Animalitostuyyo dijo:

    Ufff, qué miedo me hubiese dado, yo que soy tan aprensiva, el mío giró a la semana 35 o así, pero si hubiese sido necesario, lo hubiese hecho siguiendo criterio médico. Aunque mi parto, no te lo pierdas, semana 41+3, inducción, parto vaginal, tras 11 horas, fórceps y episotomía, separación de 4 horas porque estuve mal…un tanto desastre! besitos!

    • Maternitis dijo:

      La cuestión es que yo soy muy aprensiva también… Bueno, los médicos no se ponen de acuerdo. Algunos lo recomiendan, otros no. Depende de la experiencia que tengan con la maniobra… muchos no la han visto nunca y se ponen las manos en la cabeza… (a mi el gine de la SS me dijo que mejor cesárea, que la mejor opción para parir… y yo discrepo bastante…). Tela tu parto también! Muchas gracias por comentar 😉

  5. Mis chic@s y yo dijo:

    Uf, pues yo no se.. Pero visto desde fuera da como un poco de miedito!! si estuviera en esa situación es probable que no me metiera en esa maniobra y optara por la cesárea. Aunque ya te digo una cosa es hablar y otra estar en medio de la situación!:! Besos

  6. merypous dijo:

    Uau!! Gracias por compartir tu experiencia, yo sí la conocía pero ignoraba por completo el largo proceso preparatorio y post… Es verdad que hay muy poca información; estuve buscando “por si acaso” -mi peque se giró tarde, ¡pero se giró!-.
    Yo también lo hubiese hecho, aunque la tasa de éxito tampoco es muy alta, y eso en parte es porque una vez girado, al bebé le puede dar por volver a su posición inicial… para recordárselo toda la vida, vamos XD

    • Maternitis dijo:

      Pues eso sí q es una p….que tengas q someterte a una y ¿luego se vuelva a girar? Pues me alegro que te ahorraras la maniobra…pk es un rollo y desagradable un rato….;) gracias por pasarte y comentar 😉

  7. María dijo:

    A mi me la van a practicar dentro de una semana, estoy muerta de miedo… lo bueno es que me dijo la ginecóloga que el culete no lo tiene encajado con lo cual a lo mejor resulta más fácil o al menos eso espero. Sólo espero que no haya ninguna complicación porque ese día mi marido está de viaje y mis padres también…

    • Maternitis dijo:

      Ayyy! Te deseo mucha suerte y que sea una maniobra con éxito. Intenta ir acompañada porque es un proceso un poco largo, así no le das tantas vueltas al coco… Ya me contarás qué tal, espero que se gire!!! Un beso

  8. Maria dijo:

    Hola!! Yo mañana voy a pedirsela a la doctora de la Seguridad social. Tengo cesarea previa, por la misma razon, pero mi ginecologa me ha dicho que adelante.
    A parte de todo esto. Que de malo tiene la cesarea? Es dolorosa, pero tampoco tiene que der siempre las cosas como son…. mas que nada para no desilusionarse…
    Por cierto, en que hospital te hicieron la vce? A mi si me derivan sera al clinic… a ver si hay exito.

    • Maternitis dijo:

      Hola Maria,

      Pues estás en la misma situación que yo. Sobre la cesárea también hice un post, por si quieres leerlo. Está bien saber a qué te expones. No deja de ser una operación, por lo tanto tiene sus riesgos. Te deseo mucha suerte, espero que te puedan practicar la VCE y que tu bebé se gire! Sea como sea, cesáreas se hacen a diario y seguro que si te toca, todo va sobre ruedas!

      A mi me hicieron ambas cosas en el Hospital Sant Joan de Reus.

      ¡Espero me cuentes cómo te ha ido! Un beso!

  9. Sonia dijo:

    A mi me practicaron una VCE en el clínic hace un año y medio: fue muy bien. Es un procedimiento más angustioso que doloroso. La peque nació dos semanas más tarde y el parto fue bien. Recomiendo hacer el procedimiento si es necesario porque los ginecólogos analizan cada caso para saber si lo pueden realizar o no, van con mucho cuidado.
    A mi los ejercicios previos tampoco me sirvieron de nada…

    • Maternitis dijo:

      ¡¡Me alegra que fuera bien!!! La verdad es que ya que te la haces, al menos que te funcione. No como a mí, claro, que no me sirvió de nada. Muchas gracias por contarme tu experiencia y compartirla en el blog 😉

  10. Juani dijo:

    Hola yo tengo 18 apunto de cumplir los 19 y me han hecho hoy la version externa lo malo es que tengo miedo ah que me se vuelva a poner de nagas y desperdiciar todo lo que eh pasado hoy que mal rato por favorrrr?? ojala me se quede en esta posicion y pueda parir bien ojala diossss

  11. Maternitis dijo:

    hola Juani! Me alegro que la VCE te haya ido bien y tu bebé esté en buena posición! Creo que es poco probable que vuelva a girarse, ya debe tener un peso considerable, poco espacio…. Sí que es un mal rato, pero evitar una cesárea es un gran qué. De verdad, enhorabuena. Espero que tengas un parto genial y rapidito. ¡Muchas gracias por contar tu experiencia!

  12. Carmen dijo:

    Hola! Estoy en la semana 33 del embarazo,la semana pasada en la última eco me confirmaron que mi bebé está en posición podalica(Yo por la zona de las pataditas ya lo sabia),tengo que volver en la semana 37,me harán una eco,si no se ha girado tengo que decidir si probar con la VCE o programar una cesárea…no tengo nada claro que haré si se da el caso…veo mucho riesgo realizando una práctica que su efectividad es de 50%.

    • Maternitis dijo:

      Hola Carmen! Muchas gracias por contar tu experiencia en el blog. Aún te queda tiempo y es posible que tu bebé se gire por si mismo (no sé si te lo habrán dicho, pero a mí la matrona y el gine me recomendaron durante las semanas previas no andar mucho para evitar que se encajara del todo, ya que luego es más difícil que cambie de posición). Te recomiendo que leas todo lo posible acerca de la VCE para estar bien informada. Es una práctica segura y recomendada por la OMS, si tu médico te la aconseja, es que tiene experiencia previa y sabe hacerla (por contra y como es lógico, aquellos médicos que no se han formado ni han aprendido la maniobra son muy excépticos y no recomiendan hacerla). por mi experiencia, pese a que no se giró, yo te lo recomiendo. Es una jornada larga y se hace pesado, pero la maniobra en sí es rápida. Es cierto que hay unos riesgos, pero son ínfimos si los comparas con los riesgos de una cesárea. Puede avanzarse el parto o incluso ponerte de parto allí (es poco probable, pero ha pasado a veces), pero por ese motivo se hace cuando el embarazo está a término y en el propio hospital. Tanto tu como el bebé estaréis monitorizados en todo momento, si los médicos no lo ven claro (ven que hay complicaciones, que el bebé puede sufrir, que el cordón molesta, etc…) no te la harán. Para mí, lo peor que puede pasar es que termine en césarea, pero de eso no te libras si no se da la vuelta (y tú o el hospital no queréis un parto de nalgas, que es otra opción). ¡Un saludo y suerte!

  13. Lorena dijo:

    Hola chicas. A mi me practicaron la vce hoy. Tres maniobras pero no dio resultados. El bebe no quiso girarse. Y volverán a intentarlo el lunes proximo. Ojala esta vez funcione, soy primeriza y llevo 36 semanas de embarazo. Fue un tanto dolorosa y molesta. La verdad terminé agotada. Sin ganas de ir a trabajar!!!!! Me aconsejó que durante esta semana haga un ejercicio en particular , gatear 5 min y descansar y volver a hacerlo. Asi durante estos proximos 6 dias, para darle oportunidad a mi bebe de que gire algo al menos jaja. Está muy comodo él!!! Dios las bendiga.

  14. Carmen dijo:

    Hola!! Ya estoy en la semana 37,el lunes fui a la eco para saber si se había girado y…….siiiii ya está en posición cefalica.Mas bien fui a la confirmación porque noté perfectamente cuando dio la vuelta,viernes 31 a las 7 de la mañana(a las pocas horas de escribir aquí) ,sentí un vuelco y una sensación en la tripa( nada agradable) y me imaginé que se había girado o por lo menos lo había intentado. Ya después viendo donde noto las pataditas lo tenía claro,ahora sólo me queda esperar y que no se vuelva a girar.?

  15. Maternitis dijo:

    ¡Cómo me alegro! A ver si se queda quiet@ y no vuelve a girarse 😉 Me alegro un montón, te ahorras el mal rato de la VCE y, sobre todo, la cesárea! Un saludo y muchas gracias por contarnos tu experiencia

  16. Rosa dijo:

    A mí me practicaron el viernes la vce, puedo decir que tenía todo lo necesario para que saliera bien, segundo embarazo placenta posterior, sin grasa abdominal…. ha sido en la semana 37 (anteriormente a esto he intentado de todo, posición del gato, pelvis elevada, andar a 4 patas, nadar, moxibusion, música y luz en la parte inferior ….pero nada). En mi caso llegue al hospital te monitorizan y te hacen eco para comprobar que sigue sentado. Te ponen vía y te inyectan una medicación para que se relaje el utero y no tengas contracciones, posteriormente te meten a quirófano por las posibles pero poco probables complicaciones que pueda tener. Una vez en quirófano a mí me pusieron un gas relajante, que sinceramente pienso que es más para que puedas dejar trabajar sin estar tensa que para que no sientas lo que te están haciendo…. yo sentí todo….bajo mi experiencia horrible…pero por suerte rápido, solo pensaba que mejor eso que una cesárea…así que a respirar profundo y a aguantar como una campeona. En mi caso lo intentaron 3 veces y por los cuchicheos supe que no iba bien la cosa…finalmente mi pequeño no se giró, fue imposible, por lo visto está ahí encajado y no quiere. Para mí eso fue lo más traumático, que después de lo vivido fuera para nada, me programaran cesárea para dentro de semana y media eso sí que me da pánico. Ahora dos dias después tengo hasta hematomas en la parte inferior y superior de la tripa, y tengo un dolor como cuando vas a un fisio que al día siguiente solo con rozarte te duele la piel, así que apenas me puedo mover.
    Aún así, en cuanto a la VCE aunque en mi caso no me ha salido y la experiencia no se la deseo a nadie, me la volvería a hacer, hay a un alto porcentaje de mujeres que es un éxito y se evitan las complicaciones que pueda tener la cesárea.
    Seguiré durante esta semana y media haciendo los ejercicios (aunque no sirven de nada, ya que si no lo giraron entre 4 manos no creo que ponerme a 4 patas siva de mucho jejeje) pero l esperanza es lo último que se pierde!
    Gracias por compartir vuestras experiencias, yo este posta lo leí antes de hacérmelo y la verdad fui con las ideas más claras 🙂

    • Maternitis dijo:

      Aixxx, siento mucho que no haya salido bien! Yo también me sentí muy frustrada cuando, después de todo, no salió bien. Ahora sólo te queda esperar a ver si se gira (puede hacerlo por sí mismo pero no es fácil) o bien esperar a la cesárea. A mí se me adelantó y no llegué a la programada, cosa que agradezco. Que el cuerpo esté preparado para dar a luz (aunque al final sea una cesárea) es mucho mejor para la recuperación posterior, la subida de la leche, etc… Te deseo mucha, mucha suerte. Por si te interesa. también tengo un post dónde cuento mi cesárea https://maternitis.com/que-esperar-de-una-cesarea/. Me alegro que al menos, el post te sirviera para saber qué te esperaba durante la VCE. lo dicho, suerte! Y piensa que pronto tendrás a tu pequeñ@ contigo!.

  17. Ani dijo:

    HOLA CHICAS!! A mi tambien me hicieron la VCE y por supuesto que no se la aconsejo a nadie!! Fue horrible, yo estaba muy tranquila, me pusieron una via con un gotero, yo creo que mi utero no se relajo!! Encima me pusieron una tabla rigida en la espalda , estaba muy incomoda!! Vinieron 8 matronas, dos se pusieron a amasarme la barriga con los puños una por arriba y otra por abajo en la zona de la pelvis, no se como sera el parto vaginal pero esto desde luego es una salvajada para los tiempos que corren, me dio miedo por mi princesa!! No he sentido un dolor mas profundo y desagradable en mi vida!! El trato fue pesimo y me hicieron tal daño que estuve todo el dia llorando, ademas de unos hematomas en la zona baja y alta de la barriga, llevo dos dias que no puedo moverme del dolor!! Es imposible relajarte porque el dolor es muy intenso y la fuerza que hacen es brutal!! Tanto que nos dicen que nos cuidemos durante todo el embarazo y hacen esta salvajada, si mi niña sintio una minima parte de mi dolor es para estar traumatizada!! No os la hagais de verdad!!

    • Maternitis dijo:

      Hola! En primer lugar, gracias por contarnos tu experiencia. Sin embargo, en tu caso creo que tu mala experiencia se debe a que no actuaron correctamente. Una tabla rígida en la espalda? Matronas haciendo la VCE? La VCE la debe hacer uno o dos ginecólogos, y es una práctica molesta pero no dolorosa…

      De la misma forma que hay partos donde hay violencia obstetrica (y no por ello se desaconseja parir), en tu caso creo que no fueron respetuosos y no realizaron la VCE como se debe…

      No sé en qué ciudad / centro te la hicistes… pero creo que tu experiencia fue tan mala debido a los profesionales que la hicieron.

      Un saludo!

  18. MMH dijo:

    Hola a todas
    Muchas gracias por contarnos vuestras experiencias
    Yo estoy de 34+4 y hoy me han confirmado q mi bebé está en podalica
    Con mi otro niño me sucedió lo mismo solo q acabé en cesárea pero porque no me ofrecieron la posibilidad de la vce
    En este caso sin embargo hoy me ha dicho la gine q se encarga ella personalmente de realizarla junto con otra ginecóloga
    Es en leganes en el hospital severo Ochoa, alguien tiene alguna referencia?
    En principio tengo q volver en dos semanas a ver si se ha girado el solito, si no, ya me dirán fecha para la maniobra
    Lo q tengo q decidir ahora es si quiero q me lo hagan porque me da un miedo atroz..

    • Maternitis dijo:

      Hola! Es normal que tengas miedo, pero lo primero que tienes que tener claro es si confías en tu médico. Yo no te puedo decir lo que tienes que hacer, pero como ya digo en el post, es una práctica segura y recomendada por la OMS. Valora toda las opciones… la alternativa es la cesárea, en caso que no se gire solo.

      Ten en cuenta que hay hospitales que también ofrecen la posibilidad de tener un parto vaginal de nalgas, es otra opción (aunque hay pocos). Mucha suerte, espero que nos cuentes pronto cómo te fue todo, espero que genial.

  19. Teresa dijo:

    Yo me sometí a una VCE en el hospital de La Paz, en Madrid. En mi caso, era mi tercer bebé y fué una sorpresa desagradable comprobar q el gordo no se daba la vuelta. Intenté todo (moxibustion y ejercicios) y no dió resultado. Finalmente me sometí al procedimiento, que fué tal y como lo has explicado tú, pero en mi caso, con éxito. No se me adelantó el parto ni un día, fué puntual, como los anteriores. Tuve un parto estupendo aunque un poco lento y un postparto genial. Yo tuve una buena experiencia y me lo volvería a someter a una, en caso de necesitarlo.

  20. Irene dijo:

    Egunon,
    He querido escribir mi experiencia y opinión personal sobre la Version Cefalica Externa ya que apenas hay información en internet y creo que las futuras madres en mi misma situación les interesaría saber. Intentaré ser objetiva, aunque sobre temas personales sí que daré mi valoración personal.
    Para empezar, yo he llevado todo el embarazo por seguro médico, con lo que cada 4 o 5 semanas estaba en la gine haciéndome ecos y en todas ellas me media al bebe, valoraba el líquido amniótico, valoraba la placenta, y se aseguraba que no había ninguna señal de alarma. Así, llegué a la semana 29 y ahí la gine dijo que el bebe estaba tumbado, que ya iba siendo hora de que se pusiera boca abajo, pero no le dimos más importancia porque todavía quedaba mucho tiempo para que se girase, y leí que suelen hacerlo en la semana 32 la mayoría de ellos. En la semana 33, volvimos al gine y nos dijo que el bebe seguía “mal colocado” y ya me mandó gatear cada día y moverme mucho para estimular a que se girara. Practicaba 5 minutos de yoga 2 veces al día, me compre la famosa pelota de pilates, andaba mucho, subía escaleras andando. Además empecé el curso preparto en la semana 34, lo comenté en la clase y la matrona dijo que no hay nada mágico para que el bebe se girase, ni siquiera la oxibustión. A mi un dia me dio la sensación de que el bebe se había girado porque una noche se movió especialmente, pero cuando volvimos a la gine en la semana 36 ya nos confirmó, que nuestro niño seguía de nalgas. Para ese momento yo ya había leído y requeteleído todo lo que podía sobre la VCE, y no tenía ningún problema con hacérmela. Aquí en Bilbao los hospitales que tenemos, el de Cruces y el de Basurto hacen la maniobra por la seguridad social, y si no la consiguen intentan un parto de nalgas. La cesarea, es siempre la última opción, tal como nos dijeron en el curso, y estaba tranquila.
    Mi gine, en esa misma consulta llamó a Cruces, el hospital que a mí me tocaba y consiguió cita para la VE en 7 días exactos, mientras paralelamente ya me hacía los últimos análisis de sangre y los cultivos. Ese fin de semana, lo pase nervis, para que mentiros, las hormonas se apoderaron un poco de mí y sintieron miedo por que pudieran hacerle daño al bebe. A mí me daba igual que me abrieran de arriba abajo, pero por nada del mundo quería que el niño sufriera daño ni estrés, y en internet volví a leer opiniones de gente que se había hecho la VE y no habían conseguido girar al bebe, que les dolió muchísimo, etc, y eso no ayudaba. Yo, más o menos sabía que la técnica en sí, aunque doliera iban a ser 1 o 2 minutos como mucho (el parto y la dilatación durará y dolerá mas), y sabía que tenía que estar en el hospital a las 8:30 de la mañana y que me monitorizarían tanto tanto para asegurarse que no pasara nada, que saldría de allí a la hora de comer. Mi chico se cogió el día libre y vendría conmigo aunque no sabía si le dejarían estar a mi lado todas esas horas y me tranquilicé.
    Llegó el día D, martes 10/07/18 a las 8:30 hospital de cruces. Llegamos muy pronto de las ganas que teníamos de salir de allí con una preocupación menos (lleve móvil bien cargado de batería, el historial médico, y sin pendientes, piercings, ni uñas pintadas, con el estómago vacío, ni agua ni comida desde la noche anterior, y además el fin de semana hice dieta de fibra para tener el mayor hueco posible en la tripa), y además porque apenas habíamos pegado ojo del calor que hacía a la noche en casa. Cuando llegamos a urgencias, que es donde teníamos que ir, tomaron mis datos de la seguridad social en admisión junto con el dni, me dieron un montón de pegatinas, una llave maestra para abrir una puerta, y la típica pulserita de hospital, y las instrucciones de, sigue el camino morado del suelo. Llegamos poco después a boxes de urgencias ginecológicas. Ahí cogieron mi historia clínica, me pusieron la pulserita, y una enfermera me tomo la tensión y la temperatura (con mi chico esperando fuera). Al de menos de un minuto, me hicieron entrar en una sala de exploración (sin mi chico), y ahí estaba la enfermera, una ginecóloga, y una estudiante. Actualizaron mi historia clínica para tenerla en el ordenador, y pasaron a hacerme la eco para ver si me mandaban a casa porque el bebe estaba bien posicionado, o si seguían con el protocolo del VE. Mi bebe el caprichoso les dió quebraderos de cabeza porque aunque no estaba en posición cefálica, tampoco estaba de nalgas, sino atravesado de lado a lado y superpancho, así que este paso de actualizar el historial y hacerme la eco tardó igual un poco más que con el resto de embarazadas. Ahí mismo me pusieron el pijama del hospital y unos piquis, y me pasaron a un boxes donde me enchufaron a los cinturones para monitorizar al bebe mientras mi chico seguía en la sala de espera, pero al de poco lo llamaron y lo trajeron conmigo a boxes. Vino una matrona al de poco y me dijo que en cuanto hubiera sala de parto libre, me subían, y apenas tuve que esperar.
    Me sentaron en silla de ruedas, mandaron a mi chico otra vez a esperar, y a mi en la habitación individual de partos (no sé cómo explicarlo, antiguamente había sala de dilatación y sala de partos, pero ahora se hace todo junto en habitaciones individuales). Me dijeron lo primero, hacer un último pis antes de enchufarme con todos los cables a la cama, y en cuanto me subí ya me empezó a entrar sueño de lo a gusto que se estaba en esa cama articulada, el silencio del edificio y sobre todo el aire acondicionado. Me pusieron el cinturón para monitorizar al bebe y las contracciones (se veía perfectamente en la pantalla, el bebe salía en rojo con unos 130 a 170 latidos cuando se movía, y el útero salía en verde con valores entre 19 y 20). Me pusieron la vía, que les costó un poquito porque mis brazos no se parecen a los de Stallone, pero no dolió ni molestó, ni me puse nerviosa, ni nada de nada porque la enfermera y la matrona que estaban conmigo eran majísimas. En cuanto tuve la vía con suero puesta, me explicaron dónde estaba el timbre para llamar por si necesitaba algo, e hicieron pasar a mi novio. Todo este tiempo separados, diría que fueron como mucho 10 minutos, y ya no se separó de mí para nada.
    Nos dejaron solos en el cuarto y cada poco venia la matrona a ponerme más manivelas en la vía porque llegaría un momento que tendría suero, medicación para relajar el útero y anestesia puesto a la vez, es decir 3 manivelas (imaginaros que son unas tuberías y un fontanero). También empezó a traer la maquina donde luego me pondrían más medicación, la anestesista también vino para explicarme que la medicación que ella me pondría sería muy puntual lo justo para hacer la VE y quitarla, y que no llegaría al bebe. Entraron también 3 ginecólogas (no me gusta poner etiquetas, pero diré que se veía una veterana y curtida, otra mas joven pero que se la veía con mucha experiencia, y una más joven todavía pero que se veía que no era novata). Me explicaron nuevamente el procedimiento, que me pondrían la medicación para relajar el útero 30 minutos, después la anestesia, me harían la VE, y para casa. Me insistieron tanto ellas como la anestesista en si tenía algún tipo de operación anterior o problema del corazón, porque la medicación para relajar el útero sube el ritmo cardiaco. Yo, estoy sanísima, nunca he tenido ningún problema, así que empezaron con la medicación. Para vigilarme aún más, me pusieron el pulsímetro en el dedo y venían a visitarme cada poco tiempo para ver que seguía bien. El corazón no tardo en acelerar, la maquina pitaba todo el rato pero era todo normal, llamábamos al timbre, y la apagaban, el bebe seguía bien y el útero también, era yo la que pitaba, y sí que notas el corazón como si corrieras la maratón sin moverte de la cama, ni sudar ni fatigarte ni nada, pero en el embarazo tenemos un 50% más de sangre de lo normal y nuestras pulsaciones son más altas que sin estar embarazadas para poder mover toda esa sangre extra, y por eso tenemos más anemias, así que 0 preocupaciones porque era lo que debía sentir.
    Estábamos muy relajados intentando dormir y descansar si se podía, y sabiendo que esos latidos tan fuertes iban a ser solo 30 minutos hasta que vinieran a hacerme la VE que ya teníamos el ecógrafo y todo listo en el cuarto. Vino la anestesista a los 20 minutos, me puso su anestesia, y nos dejaron solos un ratito para que hiciera efecto. Poco después empecé a sentir hormigueo en las manos y a ver borroso, y cuando ya estaba mucho más mareada, tocamos el timbre. En cuanto dijimos que estaba mareada, entraron en la habitación un ejército de gente para que estuviera bien y mientras los anestesistas quitaban su medicación, la matrona hacia lo mismo con la suya, dos enfermeras me pusieron de lado, las 3 ginecólogas me destaparon y me empezaron a echar el gel en la tripa mientras me ponían con la cama patas arriba, y en cuanto yo ya estaba un pelín mejor, me tumbaron de frente otra vez, con las piernas en alto y empezaron con la VE. Una gine, la más joven estaba con el ecógrafo en mi tripa, la más veterana a mi derecha moviendo la cabeza y el cuerpo del bebe, y la siguiente veterana a mi izquierda girando las piernas y brazos del bebe. No lo cronometré porque seguía muy mareada, pero diría que no llegó a un minuto. No dió tiempo a sentir dolor, presión… nada, de verdad. Puede que fuera por la medicación que me dejo demasiado KO, porque ellas fueron unas profesionales de la leche, porque el bebe tampoco estaba encajado de nalgas, puede que porque tenía hueco de sobra con toda la dieta de fibra que había hecho los días anteriores y el estómago tan vacío que tenía, puede que fuera también porque el bebe pesaba 3kg justos y no era demasiado grande, creo que todo influyó en que saliera bien y sobre todo TAN rápido. Desconozco porqué la medicación me mareó tanto, ni cual de todas ellas fue, pero no tomo habitualmente ni una triste aspirina, así que a nada que tome o beba algo, ya me afecta enseguida. Estoy segura que no corrí peligro en ningún momento ni fue culpa de nadie, fue como un bajón de tensión puntual. No hay porque asustarse ni preocuparse porque hay un ejército de profesionales en todo momento preparado para todo.
    Me enseñaron al bebe en el ecógrafo bien colocado, pero lo veía todo triple todavía. Solo pensaba en lo contenta que estaba y en decirle a mi novio que todo había salido bien. Todo el mundo salió muy rápido de la habitación después de la VE, ni me entere porque seguía con 2 enfermeras una a cada lado preguntándome si seguía mareada o estaba mejor, y explicándome que una de ellas había “echado” a mi chico de la habitación (sé que hubiera salido él sólo sin que le dijeran nada, así que aunque la pobre estaba un poco apurada, era normal lo que había pasado). Enseguida le hicieron entrar y mi chico me dijo que no le había dado tiempo ni de sacar el móvil en la sala de espera. Que apenas había estado 2 minutos fuera, y estaba sorprendido con toda esa rapidez. Lógicamente sorprendido, y contentísimo de que el bebe por fin estuviera colocado, y yo sin medicación.
    Después de eso, el protocolo decía que tenía que estar monitorizada una hora más antes de desayunar y poder darme el alta, así que me bajaron un poco más las luces, tumbé la cama, y como seguía medio borracha, me puse de lado y cerré los ojos hasta dormirme un poquito. Al de casi una hora, vino la matrona para que eligiera desayuno entre zumo de melocotón, yogur y galletas, y después de devorar el zumo y las galletas, ya estaba lista para volver a casa. Ni molestias en la tripa, ni mareos, ni nada de nada de nada. Como el desayuno no me sentó mal, vino una de las ginecólogas a dar su visto bueno, dio orden de quitarme la vía con el suero, y listo. Creo que lo que más dolió fue el quitar el esparadrapo que sujetaba la vía, pero estaba deseando irme de allí contenta y feliz, así que, solo podía sonreír como una boba y reírme por todo. Cuando ya estaba para vestirme, vino la que creemos que era jefa de ginecología del hospital, con una de las ginecólogas que me habían hecho la VE, y me preguntó si recomendaría la técnica, si me había dolido, molestado, si creía que había algo mejorable, pero la verdad es que estaba encantada. Llegue pronto, me atendieron al momento en urgencias, en ginecología, estaba supervigilada todo el rato y venían cada poco tiempo para ver si necesitaba algo, no dolió nada, la gente majísima… y me fui a casa con una preocupación menos. Además, mi chico y yo lo vimos como un ensayo general del parto, porque realmente el protocolo es el mismo, así que estamos encantados!
    Cuando salimos del hospital a las 12:10 más o menos, fuimos en metro a casa, saqué yo sola a la perra, y fuimos a celebrarlo a un restaurante buffet donde me puse las botas. Escribo esto a fecha 11/07/18, para poder decir que sigo sin notar agujetas ni molestias de ningún tipo y que sigo contenta y feliz. Puede parecer un poco hastioso tantas horas ahí metida, pero creo que más vale prevenir que curar. Yo no soy nada fan de médicos, hospitales… pero me dormía cada vez que me dejaban sola en la habitación, y eso creo que dice mucho de lo a gusto que estaba. Creo, sinceramente, que el no haber cogido muchos kilos durante estos 8 meses (mido 155cm, empecé el embarazo con 57kg y ahora peso 65,5kg y mi chico mide 180 por lo que el bb saldrá alargado pero no gordo) y que el bebe no vaya a estar rellenito ha influido positivamente en que la VE tuviera más posibilidades de éxito porque tiene más sitio donde girarse y es más manejable. Imaginaos un bebe de 4kg en una madre que ha engordado 15 o 20kg. Mover eso tiene que ser con grúa por lo menos.
    Si estás embarazada y con el bebe de nalgas, yo recomendaría intentar VE en la semana 37, ni más ni menos, porque creo que es el momento idóneo para hacerlo, yo me la hice de 37+1. Si es más tarde, el bb será mayor y costará más girarlo por lo que la tasa de éxito disminuye. Me pregunto también sobre la medicación que ponen si es necesaria o si una embarazada tiene problemas de corazón que harían, pero creo que los profesionales tienen opciones y respuestas para todo eso y que no habría ningún problema con todo lo que te vigilan y controlan, por lo que incluso en esos casos me hubiera sometido a la técnica. Lo que no he dicho, es que tú, tienes un monitor en el cuarto donde ves el corazón del bebe, tu corazón, y las contracciones del útero, pero ese mismo monitor lo ven al momento las enfermeras y matronas en su puesto de trabajo también, por lo que aunque no estén a tu lado mirando tu mismo monitor, sí que lo están viendo en otro sitio.
    Una cosa que no me explico es porqué se trata de una técnica a día de hoy como pionera o tabú que no todo el mundo hace, ofrece hacer, sabe, practica, aprende… para mí son todo ventajas. Creo, no estoy segura, que en los hospitales que lo practican no lo hacen todos los días, sino uno o dos a la semana y según te pille pues estarás de 37 o de 38 semanas si tienes mala suerte. Además, a mi me detectaron la posición del bb muy pronto porque me hago seguimiento por gine privado, pero considero que la sanidad pública en la semana 36 debería hacer una eco para valorar este punto y hacer VE, porque hay muchas mujeres que llegan al parto con el bebe de nalgas sin saberlo y un parto así puede tener complicaciones, o incluso muchos centros todavía ni se la juegan y hacen cesáreas innecesariamente. Espero que cambie un poco la cosa y más mujeres puedan beneficiarse de estas ventajas.
    Sé que me he explayado igual demasiado, pero no quería dejar nada en el tintero. Mientras escribía pensaba: ¿Qué me hubiera gustado a mi saber antes de hacerme la VE? Y he intentado responder a eso. Espero que a alguien le sirva.

  21. Ruth dijo:

    A mí me realizaron la versión cefálica externa en la semana 38 de embarazo, por recomendación de mi ginecóloga. Mi bebé estaba colocada de nalgas completas. Tras 20 minutos en monitores y una medicación para relajar el útero, me realizaron la maniobra. Al primer intento (son tres como mucho y no duran más de 10 minutos en total) , consiguieron que se girara. Me dolió, pero es soportable y sin duda merece la pena la intentarlo y así evitar una cesárea. Mi bebé nació por parto natural en la semana 41 exacta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *