La tabla de recompensas

Hace algo más de un mes pusimos en marcha una herramienta para aprender hábitos en casa y para gestionar mejor las emociones: la tabla de recompensas. Ya os conté que estamos pasando por una etapa confusa para el mayor en lo que a sentimientos y emociones se refiere, demasiados cambios en poco tiempo, sumados a algo que es muy propio de la edad, las rabietas. Así que, bastante desesperada, pensé que quizá sería buena opción elaborar una tabla de recompensas. Os cuento nuestra experiencia.

Sigue leyendo

La Vida en Peque: juguetes educativos para mentes inquietas

Llega una de las épocas más consumistas del año, la Navidad, y días de volvernos un poco locos comprando y buscando mil y un artículos al mejor precio. Normalmente tiramos de grandes superficies o plataformas digitales para hacer nuestros encargos navideños: las mejores ofertas y en 24 horas lo tenemos en casa. Desde hace un tiempo, creo que el precio no lo es todo y hay que comprar también con sentido común en tiendas que de verdad aporten algo (y que cada vez son más competitivas en cuanto a precios y timmings de envío). Comprar en comercios locales y a pequeños emprendedores es muy importante para dar un empujoncito a aquellos que luchan por salir a flote entre tanta competencia feroz. Hoy le toca el turno a La Vida en Peque, una pequeña tienda con un alma muy grande, donde encontaréis juegos y juguetes educativos para mentes inquietas. Leed hasta el final porque el post viene con sorpresa.

Sigue leyendo

¿Qué ropa elegir para un bebé?

Soy una madre poco cuqui en lo que a la vestimenta de mis hijos se refiere. Ya lo comprobé en mi primera maternidad, en la que (aunque piqué con un par de cosas al principio) huí de ciertas prendas que considero poco prácticas para los niños. Ahora, con mi segunda hija, estoy repitiendo el modus operandi de vestirla para que vaya cómoda, priorizando eso a que vaya estilosa. Pero ¿qué prendas son cómodas para un recién nacido? ¿Qué evitar? En definitiva, ¿Qué ropa elegir para un bebé?

Sigue leyendo

Cómo gestionar las rabietas de los niños

Si pensáis que la preadolescencia de los niños se sitúa cerca de los 10 años, estáis muy equivocados. Como madre de uno de 3 años, os aseguro que tenemos en casa un preadolescente, un niño que es el más feliz del mundo y al minuto, está enfadadísimo ¡y ni siquiera sabe(mos) el motivo! Como os contaba al hablaros de los terribles 3 años, la etapa de las rabietas y conflictos ha llegado a casa. Y parece que para quedarse. Por eso en este post quiero contaros cómo gestionar las rabietas de los niñosSigue leyendo

Los terribles 3 años

Desde el silencio del salón de mi casa (algo casi milagroso de conseguir) hoy escribo un post de esos que ojalá no tuviera que hacer. Porque odio tener que escribir sobre cosas malas o desagradables, por muy normales que sean, por mucho que sucedan en otras casas. Hoy vengo a hablaros de algo que me desquicia bastante: los terribles tres años.

Sigue leyendo

Operación pañal (III): la retirada definitiva

Justo dos días después de contaros nuestro avance con la operación pañal de M., nos daba una nueva sorpresa dejando el pañal de forma definitiva. Si estáis en pleno proceso o os estáis planteando la retirada de pañal de vuestros hijos, y queréis hacerlo desde el respeto, os recomiendo que echéis un vistazo a los tres posts que he preparado donde os cuento como, casi de la noche a la mañana, el peque ha decidido con 32 meses dejar de usar pañal. Vamos con un poco de escatología del pañal.

Sigue leyendo

Operación pañal (II): dejar el pañal solito

Si algo tiene mi hijo es que es una caja de sorpresas. Un día se lo pasa enganchado a la teta y al día siguiente se desteta para siempre, un día empieza a dormir solo en su habitación tras 30 meses durmiendo con mamá y papá… y una mañana se levanta y dice que no quiere llevar más pañal. Así es. El peque ha dejado el pañal solito, de la mejor forma que creo que se puede hacer, respetando su voluntad y su propio ritmo y de la noche a la mañana. Os cuento el proceso. Sigue leyendo

En la crianza de los hijos…todo es criticable

Cuando estaba embarazada del mayor, en las clases de preparación al parto, la matrona nos decía que «tanto la barriga de embarazada como, sobre todo, ir empujando un carrito con un bebé son imanes de comentarios y criticas». Madre mía…¡cuánta razón! No sé si os habéis fijado (si tenéis hijos seguro que sí) pero en cuestiones de maternidad y crianza todo es opinable y criticable. Da igual lo que hagáis, siempre va a haber alguien a quien no le parece bien. Y lejos de morderse la lengua y guardarse esa opinión…os lo va a soltar.

Sigue leyendo