Tutorial DIY: discos de lactancia reutilizables

Calculo yo que durante el período de lactancia de mi peque (26 meses) gasté como trillones de discos de lactancia deshechables. La matrona me dijo que no todas las mamis los necesitan, y yo fui precavida y compré sólo una cajita para llevar al hospital. JA! Toneladas de discos (que no son precisamente baratos) fue lo que gasté finalmente los 10 primeros meses (los dejé de usar porque en verano, con el calorazo, eso era imposible de llevar y mis escapes lecheros ya eran otra cosa). Tanto si sois vaquitas lecheras como yo, o si solo los vais a usar unos meses, este proyecto os interesa porque es: fácil, rápido y resultón. Vamos a aprender un tutorial DIY para hacer discos de lactancia reutilizables y lavables.

Este proyecto de costura me gusta especialmente porque permite reutilizar muchas de las telas que tengáis por casa. Yo os contaré los materiales que he usado, pero los podéis sustituir por tejidos similares que seguro que tenéis de otros proyectos. Es una buena manera de dar salida al stock de telas y ahorrar unos eurillos. Los discos los podéis coser a mano o máquina. Con la segunda opción siempre quedarán más pulidos, pero si no tenéis o no os atrevéis, no es excusa para no hacer este proyecto.

MATERIAL (para unos 8 discos)

  • 25 centímetros de pul absorbente (interior)
  • 25 centímetros de rizo toalla (interior). Podéis usar cualquier toalla vieja de casa o retal.
  • 25 centímetros de muletón de algodón (interior)
  • 25 centímetros de tela de algodón para el exterior (opcional). Podéis coger cualquier retal que tengáis por casa.
  • 25 centímetros de tela de algodón absorbente y suave (parte en contacto con el pecho). Yo usé piqué labrado que tenía por casa desde hace tiempo (creo que de Telas.es).
  • Un model (vaso) para hacer las circunferencias
  • Hilo, tijeras, máquina de coser…

Yo he usado 5 capas para cada disco. En mi caso, sé que necesito un extra de absorción y las capas son finas, pero si consideráis que no os hace falta podéis eliminar alguna. La tela de algodón exterior es opcional, ya que es la de la parte “visible” del disco y es simplemente para que quede bonito.

En la parte que toca directamente el pecho, tenéis opciones diversas, pero os recomiendo que apostéis por una tela suave de algodón (como el piqué labrado o el minky) que a la vez sea un poco absorbente. Para el interior: pul (rizo por un lado, plastificado por otro), muletón (una tela de algodón muy absorbente) y rizo de toalla.

PASO A PASO

  • Cogemos cada una de las 5 capas de tela y hacemos, una a una, las circunferencias. Yo he usado una taza pero podéis usar la medida / utensilio que más os interese, en función de vuestro pecho, o bien coger un disco de lactancia deshechable y sacar la medida. Dibujad tantos como necesiteis y cortadlos después.
  • Unir las capas de telas. Piqué labrado – muletón – rizo – pul –  algodón. Poned alfileres para sujetar muy bien y realizar un pespunte en zig-zag por todo el contorno, dejando las telas unidas entre sí. El orden de las capas interiores creo que es un poco aleatorio (ya que todas absorben) pero me gusta dejar el pul para el final porque tiene que hacer de barrera.

Y ya está. No me diréis que no es fácil este proyecto. Y lo mejor de todo es que es práctico y sostenible, ya que podréis lavar los discos cómodamente evitando acumular gran cantidad de discos deshechables. Espero que os animéis a hacerlo y si tenéis alguna duda me dejéis un comentario más abajo.

Deja un comentario