dientes

Los dientes, eje del mal

Vivo en un bucle de comentarios acerca de los dientes de mi pequeña criatura. Que si los dientes le molestan, que si duerme mal por culpa de los dientes, que los dientes para arriba que los dientes para abajo. Hasta el gorro estoy de que los dientes de la criatura sean tan protagonistas en el día a día y estén en todas las conversaciones. ¡Y eso que solo tiene dos!

Sigue leyendo

7 ventajas de cenar pronto

En casa siempre hemos sido de cenar pronto. Antes de ser padres, cenábamos sobre las 9 de la noche, tanto los días laborables como los fines de semana. Del mismo modo que nunca hemos sido de irnos a dormir muy tarde (nos gusta dormir, vaya), y alrededor de las 23 o 23.30, pasábamos a modo off. Por eso, ahora que tenemos hijos, somos de esos “bichos raros” que cenan muy pronto, sobre las 19.30 o 20h (y se acuestan sobre les 22.30h). Algunos amigos y familiares se extrañan e incluso se muestran reacios, pero para mí, son muchas las ventajas de cenar pronto.

Sigue leyendo

El descolecho tras 31 meses

No salgo de mi asombro por el hecho que el peque haya aceptado tan bien el descolecho forzoso que decidimos poner en marcha la semana pasada. Vamos, que lo hemos sacado de nuestra cama y habitación para pasarlo a la suya. ¿El motivo? Mi cada vez más enorme barrigota y su constante movimiento nocturno hacían bastante complicado conciliar el sueño… así que… decidimos probar suerte, rezándole a todos los santos y vírgenes conocidos. Éxito rotundo. Os cuento cómo ha sido el proceso.

Sigue leyendo

10 consejos para una lactancia materna exitosa

Uno de los temas protagonistas de este blog va a ser la lactancia materna. He querido empezar con este post coincidiendo con la Semana Mundial de la Lactancia Materna, no porque yo tenga un especial interés en que deis el pecho (eso lo tenéis que decidir vosotras, aunque ya os digo que yo os lo recomiendo), sino porque es un tema fundamental en la crianza de vuestros hijos que siempre suscita dudas, polémicas, dificultades…

Cuando era más joven pensaba que cuando tuviera hijos les daría biberón. No me planteaba otra opción porque en mi entorno siempre se ha hecho así: yo tomé biberón, mis primas han dado biberón a sus hijos, mis conocidos optaban por el biberón… Pero cuando mi pareja y yo buscábamos un bebé empecé a leer (muy por encima) sobre el tema, y surgieron las primeras dudas. Al quedarme embarazada me compré el libro “Qué esperar cuando estás esperando” y a partir de ahí fui ampliando mi biblioteca sobre esta temática hasta dar con Carlos González, un gran defensor de la lactancia materna. Con el libro “Un regalo para toda la vida” lo tuve claro: yo iba a dar el pecho. Y 12 meses después… aquí seguimos, disfrutando de una lactancia materna fantástica y preciosa. Ah pero… dar el pecho es ¿fantástico? ¿No es muy esclavo? ¿No crea dependencia? Vais a leer y, sobre todo, oír, mucho sobre dar el pecho. En este post pretendo dar una breve pincelada, un resumen por así decirlo, de algunas cuestiones que considero fundamentales para empezar con buen pie la lactancia materna.

Sigue leyendo