Grietas durante la lactancia materna: mi experiencia

Después de la experiencia durante mi primera lactancia, que terminó hace justo un año tras 26 meses dando el pecho, nunca me imaginé escribir este post. Y mucho menos teniendo en cuenta cómo fueron los inicios amamantando a mi segunda hija, sin complicaciones, todo perfecto… Pues bien, con casi dos meses que tiene, tengo grietas en el pecho. Las grietas durante la lactancia materna son algo muy temido, uno de los mayores miedos y frenos a la hora de dar el pecho y hoy quiero contaros mi experiencia.

Seguir leyendo

Cuando lo que más quieres está en peligro

Ya os he dicho varias veces que la maternidad es como una carrera de obstáculos. Por muy bien que vayan las cosas, no siempre es fácil. Hay días agotadores, cansados, de bajón… Pero, como se suele decir en estos casos, siempre compensa. Aunque no es un camino de rosas y (al menos, para mí) hay situaciones que te dejan en shock, ser madre es genial. Pero cuando las cosas se tuercen, y lo que más quieres está en peligro, todo se vuelve gris y doloroso. Ahora que sabemos que todo está bien, os voy a contar dos experiencias recientes que me han hecho reflexionar mucho.

Seguir leyendo

Problemas embarazo huevo huero

Problemas en el embarazo: un (casi) huevo huero

Hace exactamente dos años que me quedé embarazada. Recuerdo perfectamente la sensación, como si fuera ayer, que sentí al saber la noticia. MIEDO. Sí, ilusión también, pero primero sentí miedo. Tras unos meses buscando un retoño, de repente, ahí estaba: un test que indicaba que estaba de 2-3 semanas. Los primeros días fueron de incredulidad total… Aunque mi cuerpo desde el día 1 se estaba transformando y yo lo notaba, se me hacía difícil creerme que dentro de mí estaba creciendo un ser. Y cuando por fin me empecé a hacer a la idea… malas noticias.

Seguir leyendo

Problemas embarazo huevo huero

Porqué voy a dejar de decir ¿y los niños, para cuándo?

Se os va a pasar el arroz, ¿no os animáis?, ¿y los niños qué, para cuándo? Son frases hechas, inocentes a simple vista pero que pueden hacer estragos en algunas personas. Siempre hemos leído y oído que tener hijos es fácil, pim pam, ponerse a la faena y en nueve meses viene un bebé (o más de uno) al mundo. Es falso. A veces sí que es, como se dice en mi tierra, “bufar i fem ampolles” (es decir, que se realiza de forma fácil), pero normalmente, traer hijos a este mundo no es tan sencillo.

Seguir leyendo