Mi experiencia con 3 portabebés: mei tai Evolu’Bulle

Esta es la última entrada de las tres en las que os he contado mi experiencia con 3 portabebés. En esta ocasión voy a hablaros de mi última adquisición: un mei tai Evolu’Bulle. Como os detallaré a continuación, creo que es una apuesta muy versátil para portear de forma segura y cómoda desde el nacimiento hasta niños mayorcitos. Su precio es algo más elevado pero es una inversión rentable si porteáis (o podéis buscar gangas de segunda mano).

Seguir leyendo

Mi experiencia con 3 portabebés: fular elástico

Hay muchos portabebés en el mercado. Centrándonos en los que son ergonómicos (que son los únicos  recomendables) cada uno de ellos tiene unas peculiaridades y son adecuados o no, en función de vuestras necesidades. Como los hay de tantos tipos, hoy quiero hablaros de mi experiencia con 3 portabebés muy diferentes: el fular elástico, un mei tai (híbrido entre fular y la mochila ergonómica) y la mochila ergonómica Manduca.  Seguir leyendo

Juguetes y complementos respetuosos: Timumama

Tener un blog es una gran satisfacción porque es un espacio personal donde hablar y reflexionar sobre lo que a una le apetece. Normalmente os hablo de mis experiencias y mis cosas. Pero hoy no voy a hablar de mí, sino de algo que me hace mucha ilusión porque es el proyecto personal de una gran amiga. En este post quiero hablaros de Timumama, una tienda on-line creada para mamás y papás que piensan diferente y que quieren algo diferente para sus hijos. Para padres que creen en un tipo de crianza distinto, libre y respetuoso, adjetivos que se han trasladado al día a día de Timumama y que forman parte de su quehacer diario. ¿Queréis conocer este proyecto?

Seguir leyendo

Mi experiencia con el porteo y cómo elegir un buen portabebés

Mi experiencia con el porteo y cómo elegir un buen portabebés

Uno de los mandamientos de la crianza con apego (ya os adelanto que le tengo un poco de tirria a ese concepto y me gusta más hablar de crianza respetuosa) es que los bebés deben ser porteados. Fijaros que no digo “pueden ser” si no que “deben serlo”. Parece ser, según opinólogos y, sobre todo, opinólogas, que los bebés son más felices, sanos y risueños si son permanentemente porteados, y si no van en carrito, mejor que mejor. Esto os aseguro que no me lo invento, hay una especie de confabulación / teoría que dice que los bebés odian ir en el carro y prefieren ser siempre porteados. Como os podéis imaginar…discrepo. Hoy voy a contaros mi experiencia con el porteo.

Seguir leyendo