Elegir pediatra: que la suerte te acompañe

Que el pediatra de tu hij@ y tu estéis en la misma sintonía… es una lotería. Supongo que ocurre lo mismo con la mayoría de médicos, pero en el caso de los pediatras, se hace muy visible desde el principio y es una cosa muy comentada entre las madres y padres. Dos pediatras del mismo centro médico pueden estar a años luz el uno del otro y hacer recomendaciones opuestas en temas tan importantes para los padres como la lactancia, la crianza, la alimentación, la educación… Por ese motivo, si aún no has pasado por ello, te aviso que, si tienes que elegir pediatra, más vale que la suerte te acompañe.

Seguir leyendo

Segundo embarazo: semana 20, el ecuador

Esta semana hemos superado una nueva etapa de este segundo embarazo, llegando a la semana 20: el ecuador. Así es, me planto en la mitad de la gestación encontrándome bastante bien y dejando atrás las horrorosas náuseas que me han acompañado hasta hace dos o tres semanas. Esta semana hemos pasado la ecografía de alta definición con éxito, en la que nos han dicho que todo está perfecto y se confirma lo que ya nos habían adelantado: es una niña.

Seguir leyendo

Entrevista a Mamá al Cuadrado

“Me prometí a mí misma que, si lo conseguía, dejaría escrita toda nuestra historia para ayudar a futuros papás y así lo hice”

¿Quién es Mamá al Cuadrado?
Soy Ana, una castellana de 38 añazos recién cumplidos afincada en Madrid desde hace casi 15 años. La típica historia de la chica de provincia que vino a estudiar a la gran ciudad y se quedó atrapada aquí. Cuando no soy mamá al cuadrado, soy consultora tecnológica, trabajo que me apasiona, porque no lo puedo evitar: soy muy friki.

Hace 16 meses me convertí en mamá de mellizos, Guille y Nico, gracias a la reproducción asistida y, desde entonces, no puedo más que levantarme todos los días dando gracias a la vida por este doble regalo.

Seguir leyendo

Salas de lactancia

Salas de lactancia ¿son realmente necesarias?

Las salas de lactancia son algo más que un espacio para dar el pecho.

Leo a menudo en blogs y en las redes sociales comentarios a favor y en contra  de la existencia de las salas de lactancia y no dejo de asombrarme. ¿Son realmente necesarias?, nos preguntamos en más de una ocasión ante este debate. En mi opinión sí, son necesarias y ojalá fuera obligatoria su existencia (que no su uso, como explicaré a continuación) y unas mínimas condiciones para que las familias nos sintamos cómodas en ellas.

Seguir leyendo