parto vaginal después de una cesárea

Parto vaginal después de una cesárea (parte 1)

Hace casi dos semanas que di a luz  y desde entonces tengo muchas ganas de explicar cómo fue el parto. Pero he hecho bien en esperar, ya que con el paso de los días he ido tomando consciencia de cómo fue todo, recordando algunos detalles que había olvidado. Muchas me habéis preguntado qué tal fue el parto vaginal después de una cesárea, si fue fácil y, como se suele decir, “rapidito”. Fue un parto genial, con sensaciones y momentos que no me esperaba para nada, con nervios y emoción. Este es el primero de tres posts en los que voy a contar cómo di a luz a mi princesa.

Seguir leyendo

Por un parto respetado

A pocas semanas de dar a luz a mi segundo hijo, me planteo nuevas cuestiones acerca del parto que deseo: un parto respetado. Tal y como sucedió con el primero, tengo muy claro qué cosas quiero y qué cuestiones prefiero que no se den el día del parto, y así las he plasmado en el plan de parto. Sin embargo, llevo días dándole vueltas al tema, porque estoy leyendo mucho sobre partos, nacimientos y experiencias diversas y me topo con algunas cuestiones que me sorprenden y no comparto. ¿Deben ser todos los partos iguales? ¿Necesitamos todas las mujeres el mismo tipo de parto? ¿Deseamos que se den las mismas circunstancias? Yo creo que no, y que precisamente el parto deseado depende de cada mujer. Pero vayamos por partes.

Seguir leyendo

Historia de un destete

26 meses. Eso es exactamente lo que ha durado la lactancia materna con mi pequeño. Tras poco más de 2 años, M. ha decidido que no quiere más pecho y se ha destetado, solo y de forma respetuosa. Y hoy os voy a contar la historia de nuestro destete, o mejor dicho, la de nuestra lactancia, destete incluido.

Nuestra lactancia empezó, como muchas, de forma complicada, pero poco a poco fue cada vez mejor hasta convertirse en una auténtica maravilla y un disfrute para todos. No pensé nunca hasta donde llegaríamos con la lactancia. Nunca puse un objetivo ni un límite. Hay mamis que se plantean y mentalizan para dar el pecho al menos 3 meses, luego 6… y así cada una. Yo no. No me planteé ni una semana ni un año. Simplemente decidí darle el pecho. Aunque muchas veces quise tirar la toalla, sobre todo el principio.

Seguir leyendo