Ponemos en práctica el método Konmari: no es oro todo lo que reluce

Marie Kondo es la hija que toda madre quisiera. La nuera perfecta. Clienta VIP de las tiendas de decoración  y reina de Pinterest, esta japonesa se ha convertido en la gurú de la ordenación por excelencia y ha entrado por la puerta grande en muchas casas. Sí, en la nuestra también. En pleno síndrome del nido caí en las redes del método Konmari y me dediqué en cuerpo y alma a reordenar mi vida, reorganizar mis cosas para ahorrar espacio y mantener a raya el caos. ¿Y qué he aprendido tras poner en práctica el método Konmari? Que no es oro todo lo que reluce.

Seguir leyendo