Quiche de verduras

Vuestros deseos son órdenes. Aquellos que visteis en mi Instagram la pinta que tenía la quiche de verduras me pedisteis la receta. Pues aquí está. La quiche es un plato de origen francés muy fácil y rápido de preparar. Es muy versátil (la puedes hacer de muchas cosas distintas) y muy socorrido para una cena en la que no tienes ni idea de qué preparar. Sigue leyendo porque esta quiche de verduras es ideal para los amantes de los vegetales pero también gusta a aquellos que no son muy green-lovers. Si tenéis niños que rehuyen de las verduras, esta quiche les encantará.

Ingredientes (4 personas)

  • 1 placa de masa brisa
  • Verduras al gusto: yo usé 1/2 calabacín, 2 zanahorias, 1/2 puerro y 1/2 brócoli.
  • 3 huevos
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 100 gramos de queso emmental
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Paso a paso

  • Pelamos y limpiamos las verduras. El calabacín lo podéis poner con piel y todo (si os gusta), así como aprovechar la parte verde del puerro si es tiernecita.
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Cortamos las verduras a dados pequeños y las hacemos al vapor. Para esta receta me gusta hacerlas al vapor porque no interesa que tengan mucha agua, si no la mezcla quedaría con demasiado líquido. Yo utilizo Fussioncook pero lo podéis hacer con una olla que tenga accesorio para cocinar al vapor.
  • Mientras se cuecen las verduras, ponemos en un bol los 3 huevos y los batimos. Añadimos la nata, el queso, sal y pimienta. Cuando estén cocinadas, las agregamos a la mezcla y removemos bien.

  • Cogemos un molde de unos 2 cm de alto (aproximadamente) y le ponemos un poco de aceite de oliva. Con un pincel, lo pintamos todo (para que la masa no se pegue en el molde).

  • Ponemos la masa brisa en el molde untado con aceite. La aplanamos un poquito con las manos para que no tenga burbujas y pegamos los bordes de la masa a los lados del molde.
  • Pinchamos con un tenedor la base de la masa para que no se hinche en el horno. Agregamos la mezcla y metemos al horno a 180º unos 15 o 20 minutos (hasta que veáis que se cuaja y se doran los bordes).

Trucos e ideas

Esta receta es un must en la cocina de aprovechamiento, ya que va bien con todo. Casi siempre la hago de espinacas, pero tenía varias verduras pidiendo a gritos que las sacara de la nevera y el resultado es buenísimo. Además, como hemos usado media hortaliza de cada, podemos hacer una preparación con las hortalizas enteras y nos sobrará un buen tupper de verduras al vapor estupendas para tomar solas o para otra receta. Hay que aprovechar el tiempo.

La quiche la podéis hacer también con pescados (salmón, merluza…), otras verduras (espárragos, coliflor…) y también añadirle algún fiambre o carne (jamón, pollo…). Sea como sea, es una receta que queda muy rica.

Para acompañar la quiche, podéis hacer una buena ensalada con frutos secos (o cualquiera que os guste).

Yo siempre compro la masa brisa fresca, ya preparada. Últimamente me estoy fijando que casi todas llevan aceite de palma, así que me he propuesto encontrar una marca que no lleve o bien hacerla yo misma (ya os contaré mis avances).

El queso lo podéis sustituir por el que más os guste. Yo tenía emmental y le puse ese.

Y hasta aquí la receta de quiche. Espero que os guste. Si os animáis a prepararla, podéis enseñarme el resultado en los comentarios o etiquetarme en alguna red social (@maternitis). Ah, y si te ha gustado el post puedes compartirlo.

Un comentario en “Quiche de verduras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *