Mi experiencia con la copa menstrual (I)

sensitive_copaLa primera vez que oí hablar de la copa menstrual me dio un asco horrible. Bueno, y la segunda…la tercera…la cuarta… Por si no lo sabéis (aunque es un producto que se está haciendo muy popular) se trata de un recipiente de silicona médica que se introduce en la vagina, igual que un tampón, durante la menstruación. Por su forma y flexibilidad, se adapta a las paredes vaginales, y va recogiendo (que no absorbiendo) el flujo. Tras su uso, se lava con agua y jabón (si estamos fuera de casa) o se esteriliza con agua (en casa) y ya se puede volver a usar.

Hace mucho tiempo que escucho a amigas y conocidas hablar de los beneficios y maravillas de usar la copa, pero, puajjjj, solo de pensarlo, me daba nosequé. Hasta este verano. Fue en el tuppersex de la despedida de soltera de una amiga cuando, por primera vez, los argumentos me convencieron. La chica que realizaba el tuppersex lo explicaba de una forma que me hizo pensar que quizá eran manías mías y que igual valía la pena probarlo. Es limpia, segura, cómoda, higiénica, decía.

Pero como una hace tiempo que dejo atrás las compras impulsivas… tenía que meditarlo. Busque mucha información por internet, leí opiniones ajenas y volvía a preguntar a mis amigas y conocidas cómo iba su relación con la copa. Todo genial, fantástico, es ideal… ¿y si a mí me fuera bien? Las que sois madres sabréis que cuando das a luz las cosas por ahí abajo cambian muy mucho y últimamente mi relación con los tampones es horrible. No voy a entrar en mucho detalle pero diré que mi cuerpo no los quiere ahí. Los expulsa, vamos. De las compresas, mejor no hablar. Me parecen muy poco higiénicas, molestas, carísimas…

Mi experiencia con la copa menstrual

Copa menstrual Sensitive

Pues bien, tras algunos meses de meditación interna, me decidí a comprarla. Se la compré a Verónica de la boutique Secretissim de Reus (esta es su página de Facebook), la misma que me había convencido, porque con lo reticente que era, tuvo realmente mucho mérito. Hay varias marcas y me dejé aconsejar por ella y compré la de la marca Sensitive por 23 euros (la mayoría están en ese baremo de precios, entre 22 y 30 euros). Según este fabricante, si has dado a la luz o tienes un flujo abundante, debes decantarte por la talla L (y, si no, la S).

Los argumentos que me han hecho lanzarme a la piscina son:

  • Al ser silicona médica, es más cuidadosa con la zona íntima y reduce el riesgo de infecciones
  • Dura entre 10-12 horas puesta y se puede dormir con ella
  • Se amortiza en poco tiempo y duran muchos años (si se tratan debidamente)

Hay otras ventajas a tener en cuenta:

  • Al ser un producto reutilizable, no hay tantos deshechos
  • No reseca la zona
  • No deja fibras ni residuos
Mi experiencia con la copa menstrual

Vaso copa menstrual

Y por último, me convenció el hecho de no tener que usar una olla para hervir la copa, ya que venden unos vasitos esterilizadores plegables (6 euros), también de silicona, para ello. Se mete la copa previamente lavada, se cubre con agua y unos 3 minutos al microondas. Esto, sinceramente, me parece mejor opción para lavarla.

El único hándicap que veía era el de extraerla para limpiarla, me daba asquete, como os he dicho. Y es que una no tiene una regla liviana y cortita. Pero esto no podía ganar la batalla a tanto comentario positivo, así que la compré y ya llevo un mes usándola. Mis primeras impresiones son muy buenas, mejor de lo que pensaba. Siguiendo los consejos de la vendedora, el primer mes la he probado en casa, para asegurarme que está bien puesta, que no hay pérdidas, etc. Y no las ha habido.

El primer uso lo hice sin regla y fue un error. Porque eso molestaba que no os podéis imaginar. El segundo y sucesivos, con regla. Se pone muy fácil  (hay varias formas, tenéis que probar la que os vaya mejor). Al principio me la sacaba cada dos o tres horas y prácticamente no se había llenado, así que luego la iba dejando un poquito más.

Extraerla es otro cantar y tengo que seguir practicando porque soy consciente de que no lo hago debidamente. Yo tiro un poco del palito hasta que sale, pero creo no es la manera. Estimada lectora, si sabes cómo debo sacarme la copa sin que eso haga POP y no haya STOP, agradeceré tu aportación en los comentarios.

Ahora la prueba de fuego será salir a la calle con ella y no andar como si llevara un misil nuclear entre las piernas y extraerla y volverla a poner en un baño público. Os mantendré informad@s de mis progresos.

23 comentarios en “Mi experiencia con la copa menstrual (I)

  1. Ana dijo:

    Yo hace un tiempo oí hablar sobre la
    Copa menstrual y me parecía un poco producto de tele tienda, es decir, de esos que no sirven para mucho…jejeje
    Pero ya eres la segunda persona que me dice que lo ha probado y que está contenta , así que igual me animo a probar . Ya contarás avances ?

  2. Teutona dijo:

    Pues yo estoy en ello (sóc l’Eva del B. :-)) Todavía me acuerdo cuando lo comenté en el grupo del Guassap. Decíais que qué marranada, que qué asco. Pero sigo diciéndolo: peor es meterse un mazacote de fibras ahí y sacarlo empapado. Yo la probé hace unos meses (la primera vez que la saqué me pareció eso la matanza de Texas). Tuve que comprarme otra porque la primera era demasiado grande y no se me abría bien. El problema es que con la segunda más pequeña me pasa lo mismo, no consigo que se abra del todo. Y entre eso y la pereza… pues sigo utilizando las compresas. Supongo que ayudará el hecho de que no tengo mucha regla. Pero sí que es verdad que desde que tuve al nene no termino de aceptar los tampones. Y me sorprende porque no tuve un parto vaginal. Tendré que seguir probando…

    • Maternitis dijo:

      hola Eva! Aún recuerdo la conversación por whatss, jajajaja. Yo tampoco tuve un parto vaginal pero me pasa lo mismo, aunque sí que tengo mucha regla. Te da pereza usarla? Con poca regla debes poder usar la copa muchas horas! Yo tengo que acabar de hacerme a ella, pero no pienso tirar la toalla 😉 Un beso y muchas gracias por comentar 😉

  3. bedafega dijo:

    Yo la usaba antes de quedarme embarazada 😉 y me iba muy bien pero desde que me quede no la he vuelto a usar! Y eso que es cómoda! Lo dd sacarla cual misil, yo también lo hacía así! Y como tú busco alternativas para volverla a usar a ver si me animo!

    • Maternitis dijo:

      ¿Y cómo es que has dejado de usarla? Yo no sé si se saca así… esa parte aún no me queda clara…tendré que decirle a Vero de la boutique Secretissim que se pase por aquí y nos ilumine! Muchas gracias por comentar 🙂

  4. Mis chic@s y yo dijo:

    Yo me encuentro en fase de meditación. Le veo muchas ventajas y por lo que comentas es bastante sencilla de usar (aunque se haya de practicar) y lo del vasito para esterilizar también convence, que al principio pensé que se tendría que meter en una olla o algo así y me daba repelús!! A ver si al fin me decido y la pruebo!!!

    • Maternitis dijo:

      Lo del vasito me parece lo mejor. Yo también pensaba en la olla y no me gustaba para nada la idea… por mucho que sea una olla solo para eso! Además, el vasito se plega y no ocupa nada, así que te lo puedes llevar en el bolso, de viaje, o lo que convenga! Si la pruebas ya me contarás qué tal. Un abrazo y muchas gracias por comentar 😉

  5. Andrea dijo:

    Guapi, te dará asquete, pero para sacarla yo meto el dedo para romper el vacío y doblarla un poco y entonces estiró para sacar la. Y, si, se te manchan los dedos, pero es tu sangre, no el anticristo! Y no hace falta esterilizar la cada vez! Que con tanto hervir la silicona lo acusa. Y si estas fuera de casa, te la quitas, la vacías, te la vuelves a poner sucia si no hay pica dentro del lavabo, te limpias las manos con papel como puedes antes de salir y te las lavas luego con agua. Todo es ponerse!

    • Maternitis dijo:

      Jajaja, me parto con tu comentario! Eso ya lo he probado pero no lo conseguí, supongo que es cuestión de pillarle el truquillo…seguiré intentando. Gracias por tu aportación, seguiré tus consejos 😉

  6. Rocío JR dijo:

    Hola, yo también tengo una tienda erótica, y por mi experiencia propia, y la de las chicas que me han comprado la copa, os puedo decir que, antes de tirar del “hijito” para extraerla, apretéis un poquito en la parte de abajo para que pierda el vacío. Así es más fácil y menos molesto. Espero que os sirva el consejo 😉

  7. mamirecientecuenta dijo:

    Hola!
    Yo, por ahora, no la uso. Y digo por ahora, porque me lo estoy planteando seriamente. Hace un tiempo oí hablar de ella, pero pensé, como te han dicho en un comentario más arriba, que era cosa del teletienda, así que no le di importancia. Desde que he tenido a la peque los tampones y yo no somos muy buenos amigos, aunque a veces tiro de ellos. Ahora soy asidua a las compresas, pero tengo un serio problema con ellas y es que mancho. He manchado en el trabajo (ufff, que mal rato pasé), he manchado en casa de mi suegra, y menos mal que era en una silla con un cojín lavable y no en las que ha tapizado de blanco roto en el salón hace dos días, porque si no te digo que no vuelvo por vergüenza.
    Así que el otro día una amiga en un grupo de facebook comentó lo contenta que estaba. Que era reacia a ella pero que desde que la probó no la cambia por nada. Ahora veo tu post y lo mismo, así que lo dicho, me lo estoy planteando seriamente y creo que sin duda va a ser una de las mejores compras que haga, porque encima desde que nació la peque durante los dos primeros días parecen las cataratas del niágara 🙁

    Gracias por la recomendación
    MUAS!

    • Maternitis dijo:

      Pues yo te recomiendo que la pruebes, al final creo q es cuestión de práctica. Las compresas son lo peor…no me gustan nada!!! Si al final te decides ya nos contarás! Un beso y gracias por tu comentario 😉

  8. Verónica dijo:

    Hola chicas! Soy Verónica García la asesora que animó a Nerea a probarla, jejje
    Hace seis años que soy asesora Tuppersex y casi dos que tengo una SexBoutique con un concepto femenino en Reus.
    Tanto en mis talleres como en la Boutique soy muy pesada con este tema aunque sé que cuando lo explico las chicas son un poco reticentes a probarlo porque les parece sucio y las entiendo, porque la primera vez que vino una amiga a casa y me habló de ella pensé,,que asco!!!!jeje me pareció algo súper sucio y no hice más caso. Pero luego vino una compañera enfermera y me dijo que llevaba diez años utilizándola y que a su hija cuando le vino la regla le dió la copa, y pensé,,,,,,,si a tu hija le das la copa tiene que ser lo mejor! Y entre eso y que era súper propensa a coger infecciones y alguna chica empezaba a preguntar por ella, me animé a probarla y es lo mejor que hecho! Estoy súper contenta, ya no cojo infecciones, me gasto el dinerito que me ahorro con ella en darme un capricho y lo más importante de todo es que se me olvida que estoy con la regla! Súper cómoda y limpia, 0 olores, ya que al apoyarse en las paredes vaginales, permite que salga el olor del flujo ni de la mesntruación, me la pongo por la mañana y me la quito por la noche, así que ni me preocupo de cambiarme durante el día.
    Para mí todo son ventajas! Y así lo transmito a mis clientas, siempre les digo que en lago más tondo se abran gastado el dinero y si les va la mitad de bien que a mí estarán encantadas!!!
    Yo el palito de la copa lo corté porque me era más cómodo! Y para extraerla lo que hago es pintarla del culito y con el dedo corazón apretarla un poquito más para q no me salga tan abierta y no me moleste.
    Espero que os sirva!
    Si alguna chicas es cercana a Reus, en la Boutique tenemos una abierta para que la podáis ver y aprender cómo se usa 😉

    • Maternitis dijo:

      Muchas gracias por pasarte por el blog Vero 😉 Yo creo que también acabaré cortando el palito, porque es un poco molesto. La antenita del marciano sobra… XDDD Probaré sacarla como dices, a ver si se me da mejor. Un abrazo!

  9. Verónica dijo:

    Un placer!! El palito tiene que quedar completamente dentro de la vagina si queda fuera entonces se corta para que no roce o si queda dentro y molesta también. 😉

Deja un comentario