mi hijo no come porquerías

El menú infantil de los restaurantes: opciones poco variadas y saludables

Hace tiempo que vengo dándole vueltas a un tema que me escama muy mucho: la ardua tarea de encontrar una opción saludable en el menú infantil de los restaurantes. No sé si es que yo soy una madre muy rara (puede ser, no lo niego) pero me estoy cansando de ir a sitios donde a mí me ofrecen comida bastante variada y elaborada, a mi hijo un plato de pasta y un filete. ¿Es que mi hijo es el único que come verduras y legumbres? Lo dudo mucho.

menú infantil de los restaurantes

Verduras, la gran olvidada

Cuando el peque empezó a comer como nosotros, más o menos a los 12 meses, empecé a fijarme en el menú infantil que ofrecían los restaurantes donde íbamos. La verdad es que, sin darle demasiada importancia, me sorprendía un poco que todas las opciones eran muy similares: pasta o carne empanada. Como por aquel entonces comía cantidades pequeñas, simplemente nos limitábamos a darle de lo nuestro, o a llevarnos alguna opción más saludable para él. Pero, reconozcámoslo, si vas a comer fuera no es para preparar nada en casa para el peque (si te lías a cocinar, ya cocinas para 3 y te quedas en casa).

Ahora que ya come mucha más cantidad, hay que pedirle un plato para él. Entiendo que el menú infantil de los restaurantes es un plato más pequeño, ergo, más económico, que un plato de la carta. Lo que no cabe en mi cabeza es que estos platos sean tan poco variados o de calidades tan cuestionables como los que veo. En los últimos restaurantes que he estado, en el menú infantil había: pollo o lomo empanado, macarrones (casi siempre boloñesa), hamburguesa con patatas (la guarnición estrella). ¿Y las legumbres? ¿Y el pescado? ¿Y las verduras? Bueno, en uno de ellos había ¡oh, sorpresa, merluza! (la merluza iba con patatas pero el dueño, amablemente, accedió a acompañarla con unas verduras). Este restaurante, la verdad, es una buena opción para ir con peques, visto lo visto. Por si os interesa, se trata de La Taverna, en Salou. Y los postres, en general, son la risión. Helados, pasteles, batidos, crepes… ¿una pera, hola? ¿Manzana, plátano, fresas, mandarinas, naranjas, yogur…?

menú infantil de los restaurantes

Los niños también comen pescado

Que nadie me diga o piense que ofrecen eso porque a los niños no les gusta otra cosa y que por eso el menú infantil de los restaurantes es así de triste. Conozco muchos peques (el mío también) que comen pescados, verduras o legumbres encantados de la vida. Creo que simplemente esto responde a la ley del mínimo esfuerzo y el máximo beneficio por parte del restaurador al no ofrecer un plato saludable variado (le doy un trozo de carne rebozada o pasta con tomate, le clavo 10 euros, y ya está). Tampoco descarto que haya familias que estas opciones ya les sean suficientes, pero creo que somos muchos los que queremos algo más sano para nuestros hijos.

En los últimos restaurantes a los que he ido, o bien le he pedido un menú de adulto (mucho más saludable y variado) o bien un plato de la carta (en ninguno de los dos casos se lo ha terminado y he pagado el gusto y las ganas, pero al menos ha comido algo sano). Yo no contemplo comerme una ensalada y una dorada al horno y a M. tener que darle lo que ofrecen ciertos menús infantiles. En la última ocasión, la escena fue de chiste. Restaurante bastante carete de Tarragona (Xamfrà del Fòrum, por si os interesa – o no -). Menú de mediodía con muchos platos, muy variados. Opción para M.: pollo o pescado (sin identificar, por mucho que pregunté) rebozado, con patatas y espagueti boloñesa. “Tipo plato combinado”, me dijeron. Tipo mucho ruido y pocas nueces. ¿Qué mezcla es esa? A la petición de sustituir patatas y boloñesa por verduras: negación. “Es lo que hay”.

No estoy pidiendo un menú gourmet en McDonalds. Estoy pidiendo que un restaurante de precio medio que tiene un menú de entre 12 y 20 o 25 euros, piense que, igual que yo quiero comer bien, mi hijo, también. Y es que algunos de estos sitios son requetepijos y finolis en sus cartas, pero siguen teniendo macarrones boloñesa y filete rebozado para los niños. Estos sitios son los peores, porque ni siquiera hay un plato “normal” que pedirle a tu hij@.

Si algún restaurante está leyendo este post, por favor, sean un poco más kid friendly (un concepto que queda muy mono para ponerlo en la web, pero no se trata sólo de comprar 4 tronas de Ikea para ponerlas en el bar, ¿ok?) y ofrezcan también opciones saludables para comer a los niños. Dejen si quieren el pollo y los macarrones también, pero piensen en otros alimentos (sólo tienen que hacer platos más pequeños que los del menú de adulto, ¡no es tan difícil!). Ah! Ya que estoy en plan quejica, aprovecho para pedirles también cambiadores en los baños – no necesariamente  en los de mujer, mi marido cambia pañales mejor que yo– que también andan cortos de eso y estoy cansada de cambiar a mi hijo en la encimera del lavabo y en el carrito, ¡gracias y besis!).

Y a vosotros, ¿qué os parece el menú infantil de los restaurantes? Si conocéis sitios donde los niños también puedan comer bien (a ser posible en mi zona, jeje) espero vuestras propuestas en los comentarios 😉

12 comentarios en “El menú infantil de los restaurantes: opciones poco variadas y saludables

  1. Mis chic@s y yo dijo:

    La verdad es que es difícil encontrar restaurantes que se salgan de la pasta y el filete. Aunque supongo que esta es una opción que no suele fallar con los peques..Aunque como bien dices se agradecería más variedad!!

    • Maternitis dijo:

      Yo creo que estaría bien que pudiéramos elegir entre algún plato más… Ya me parece bien que haya pasta o filete…pero que hayan también verduras, legumbres, pescado…;) Muchas gracias por tu comentario!

  2. BlogSerMadres dijo:

    Tienes toda la razón.. El típico menú infantil es “macarrones o espaguetis a la boloñesa y filete empanado de lo que sea”… Ojalá se conscienciasen un poco y tuvieran en cuenta que los niños no sólo comen pasta ni filetes empanados. Muy buen post. Un saludo.

  3. mamirecientecuenta dijo:

    Sinceramente nunca he visto un restaurante donde haya más opción. Nosotros lo que hacemos es pedir lo nuestro, y un plato sin nada. Al siempre le pongo de lo mio y el papa de lo suyo y si en algún restaurante me dicen algo tengo clara la respuesta: mi hija come lo mismo que yo, si ustedes solo tienen carne rebozada con patatas y pasta boloñesa no tengo pq darle. Pues a ella no le gusta nada de eso y mira que alguna vez le hemos intentado dar. Pero no quiere.
    Mis cuñados hacen lo mismo desde que su hijo empezó a comer y hoy día cusndo nos vamos de restaurante a él le piden lo mismo que a un adulto. Lo que quede en el plato ya se lo acaban los papis😊😊
    Saludos

    • Nerea (Maternitis) dijo:

      Es un poco triste, no? quiero decir…a veces parece que los peques son como ciudadanos de segunda. Porqué no se les ofrece lo mismo pero en versión mini? A mí lo que me pasa es que a veces no veo en la carta un plato “normal” para pedirle (quizá lleva algo que es muy fuerte, o picante) o es muy “sofisticado”…

  4. Verónica de La Opinión de Mamá dijo:

    Nosotros pedimos a los peques lo que les apetezca de la carta, casi nunca menú infantil porque es lo que dices, es siempre lo mismo…
    La peque algunas veces es ella la que lo pide pero el mayor es de cogerse un plato y fruta o el menú de adulto algún día, y se lo come…

    Sabes qué nos pasó un día? Fuimos a comer pescado a un restaurante del paseo de Cambrils – Salou y pedimos tapas ( chipirones, almejas, etc ) y luego plato, paella para la peque, maridín y yo y sepa con sardinas para el mayor…
    Pues no van y me lo ponen a mí? Y cuando dijimos que era para él, se santiguaron… En fin…

    Besotes

    • Nerea (Maternitis) dijo:

      jajajaja, típico! Yo cuando pedí merluza con verduras para él me miraron con cara de: ¿y esta loca? Suerte que los tuyos son más mayores (que ya deben elegir por sí mismos..) En fin, resignación! Pero yo me niego a ir con el tupper a cuestas!!!

  5. maria Hernández dijo:

    yo no lo veo mal, creo que los niños son eso, niños, y si en casa come verduras, fuera deja que coma pollo rebozado con patatas o lo que quiera, creo que últimamente muchos padres se están pasando con el tema alimentación, entre no dar galletas, ni zumos, ni nada de nada.. les quitais toda la infancia.

    • Maternitis dijo:

      Yo no veo mal que haya eso también, porque (lamentablemente) hay niños que no comen otra cosa. Lo que veo mal es que se limiten a poner solo eso. ¿Qué pasa cuando vas unos días de vacaciones..3…7..15? Se van a pasar tantas comidas comiendo pasta y pollo rebozado? Por mucho que les guste, creo que al final se aburrirían.

      Otro tema es que lo niños imitan a los adultos. Si yo como verdura, el mío no quiere carne.

      Sobre lo de quitarles la infancia…No lo entiendo. Para mí una buena infancia va asociada a jugar, reír, experimentar, divertirse…no a comer cosas poco saludables y llenas de azúcar. Mi hijo ni ríe más cuando come una galleta que un plátano. En todo caso, si tuviera que establecer una relación al respecto sería al revés. Quiero que me hijo tenga una infancia y una adolescencia feliz y sana, por lo que alejo de él productos azucarado como galletas ni zumos.

      Muchas gracias por tu comentario, siempre está bien tener otro punto de vista en el blog! Un abrazo!

  6. Teacher Nerea dijo:

    Totalmente de acuerdo con el post. Y los comentarios de que “quitamos la infancia” de verdad que no los entiendo. ¿Cuidar la alimentación y comer variado es perder la infancia? Quizás es que algunos padres no comen variado y por eso les extraña.

    Parecerá raro pero a mi hija (de casi 2 años) la dejo comer lo que más le apetezca cuando salimos y muchas veces escoge verdura y fruta en lugar de fritanga y dulces. ¡Y no es menos feliz por comer eso!

    • Maternitis dijo:

      Aisss tocaya, como te entiendo. A mí me pasa igual. Soy un bicho raro porque en los restaurantes pido pescado y verdura para el peque porque es lo que mejor se come y le encanta. Él aún no pide por si mismo, pero sé que cuando lo haga pues seguramente se decantará por las opciones a las que está acostumbrado. En casa come absolutamente de todo, pero los productos azucarados, la bollería industrial, los dulces, snacks…eso ni lo ha probado y cuando lo ve, ni se inmuta. Eso sí, cuando ve la barra de pan ¡se vuelve loco! Un abrazo y muchas gracias por tu comentario 😉

Deja un comentario