Los niños son movidos, las niñas son listas

Tópicos, tópicos y más tópicos. Vivimos en una sociedad donde generalizar está a la orden del día. En todos los aspectos. Es una cosa que personalmente me da bastante rabia, porque creo que es absurdo decir que “todos los… son…”. No tiene ningún sentido. Somos millones de personas las que vivimos en este mundo y todas distintas y únicas. No comparto PARA NADA opiniones que, además, me parece que tienden a discriminar, como por ejemplo que todos los inmigrantes roban o viven de las ayudas o que las rubias son tontas.

Esta circunstancia, la de generalizar, se da desde bien pequeños. Y no la dicen solo las abuelas o la gente mayor… Hay mucha gente joven, con críos también pequeños que escupe estos topicazos sinsentido. Cuando aún están nuestra barriga ya escuchamos los primeros comentarios (fantásticos y siempre bien intencionados) de: “ufff, un niño… prepárate, ¡con lo movidos que son!” O “Ya verás, las niñas son más tranquilas y más listas…”. Pues perdonadme, pero hay niñas listas y niñas tontas. Y niños movidos y niños tranquilos. No podemos meter en el mismo saco a todos… ¿no?

Cuando esto ocurre, me refiero a que se da el caso que un niño es tranquilo, es como un milagro. La excepción que confirma la regla. Pues (para variar) discrepo. Como digo, creo que hay niños y niñas de todo tipo, con sus peculiaridades y características y en su modo de ser influyen muchas cosas, empezando por la propia genética y herencia de sus progenitores.

Recuerdo cuando M. aún era un bebé que una señora me dijo: Es una niña, ¿verdad? Y, sin molestarme lo más mínimo porque a veces es fácil confundirse, le dije: No, es un niño. Y me soltó: uy, con lo guapo que es, parece una niña. ¿Cómo? ¿Qué las niñas son SIEMPRE más guapas? ¿Los niños, feos?

No sé por qué motivo, a los niños se les atribuyen casi siempre los peores rasgos. Los más comunes (al menos los que a mí ya me cansa de oír por repetición) en comparación con las niñas son que son movidos, irresponsables, traviesos, brutos, desordenados, menos inteligentes, más lentos a la hora de hablar o caminar… Os juro que estoy escribiendo esto y me da la risa floja. En cambio, para algunas personas las niñas son todo lo contrario: finas, elegantes, inteligentes, tranquilas… No es por nada, pero hay niñas que son puro nervio y niños que son balsas de aceite. Esto va como va.

En fin, no sé qué os parece al resto, si os han pasado este tipo de cosas o habéis escuchado cosas parecidas, pero a mí me parece absurdo. ¿Qué pensáis vosotros?

Deja un comentario