crisis de crecimiento en la lactancia materna

Las crisis de crecimiento en la lactancia materna

Una de las causas comunes por la que muchas mujeres abandonan la lactancia materna son las crisis o brotes de crecimiento. Se trata de momentos puntuales por los que pasa el bebé (y la madre) en los que éste muestra un comportamiento distinto al habitual cuando mama, creando bastante confusión a la madre y al entorno. Algunas mujeres que deciden amamantar a sus hijos reciben la información correcta (incluso antes de dar a luz) sobre este tema y, cuando se da el caso, están prevenidas. Otras, entre las que me incluyo, la crisis de crecimiento en la lactancia materna les pilla por sorpresa y es una auténtica montaña rusa de sensaciones en las que nos planteamos abandonar la lactancia materna y recurrir a la artificial.

¿Cuántas crisis de crecimiento en la lactancia materna hay?

crisis de crecimiento en la lactancia maternaSegún los expertos, hay tres crisis de crecimiento, o brotes, en la lactancia materna momentos que coinciden con diversos cambios fisiológicos y con picos de crecimiento de los bebés (de ahí su nombre). La primera se suele dar entorno a las tres semanas de vida; la segunda, hacia el mes y medio; y la tercera, alrededor de los 3 meses. En las dos primeras, el comportamiento del bebé suele ser de mayor demanda de pecho, reduciéndose el tiempo entre tomas considerablemente. En la tercera, en cambio, el bebé ya no reclama el pecho con tanta frecuencia, hecho que, junto con otros cambios que contaré a continuación, puede ser malinterpretado por la madre que decide abandonar la lactancia materna.

Primera crisis de CRECIMIENTO EN LA LACTANCIA MATERNA

Suele aparecer alrededor de los 17 o 20 días de vida del bebé. Después del nacimiento y hasta ese momento, el proceso de producción de la leche se ha ido regulando poco a poco. La producción de leche se regula mediante la propia demanda, es decir, cuanta mayor es la demanda, mayor es la producción de leche.

Los primeros días, tras la subida de la leche, puede ser (no siempre ocurre así) que la madre tenga los pechos muy llenos pero con el paso de los días, la producción de leche se irá regulando en función de la demanda de su bebé. La Organización Mundial de la Salud (OMS), entre otros organismo oficiales, recomienda amamantar en exclusiva y a demanda, es decir, cada vez que el bebé así lo requiera, durante los primeros 6 meses de vida del bebé. Y después, mantener la lactancia materna al menos hasta los 2 años. Pasado ese período, mamá y bebé decidirán cuando abandonar la lactancia materna.

Con la primera crisis de crecimiento el bebé muestra un comportamiento distinto ante el pecho:

  • Reclama el pecho muy a menudo y mama de forma muy continuada. A veces se da la circunstancia de que piden el pecho cada hora o menos o incluso que no llegan ni a soltar el pecho durante horas. Este último caso fue el mío. Mi bebé a los 15 días, más o menos, empezó a querer mamar a toda hora (durante el día) y me pasaba la jornada con la teta fuera…horas…y horas… Y fue entonces cuando descubrí las crisis de crecimiento de la lactancia materna.
  • Si no tienen el pecho para mamar, lloran desconsoladamente.
  • Puede durar entre 3 y 7 días. Mi peque debe ser más chulo que ninguno, porque estuvimos así más de 10 días.

Segunda crisis de CRECIMIENTO EN LA LACTANCIA MATERNA

Se produce sobre las 6 semanas de vida del bebé, cuando vuelve a experimentar un pico de crecimiento y, por lo tanto, necesita más leche. Mamar más a menudo tendrá una consecuencia directa: mamá producirá ese incremento de leche que el bebé necesita.

  • Se vuelve a incrementar la demanda y el número de tomas
  • En ocasiones, el bebé se muestra alterado ante el pecho: puede llegar a dar tirones, mordiscos, se pone muy tenso y arquea el cuerpo. Puede dar incluso la sensación que no quiere mamar.
  • Alrededor de 1 semana se vuelve a normalizar la situación

La segunda crisis de lactancia también puede ser muy confusa, porque a veces las mamás (influenciadas por su entorno que no puede reprimir sus comentarios) pueden llegar a pensar que el bebé no quiere el pecho y se le está “forzando”.  Algunas fuentes consultadas concluyen que en este período el sabor de la leche de la madre cambia, volviéndose más salado y a veces no es del agrado del bebé.

Tercera crisis de CRECIMIENTO EN LA lactancia

A los 3 meses, los bebés vuelven a experimentar un nuevo brote de crecimiento y aparece la tercera crisis de lactancia. Según  los expertos, esta es la más delicada, ya que el patrón no es exactamente igual en que las dos anteriores.

  • Disminuyen las tomas
  • Las tomas se vuelven más cortas, es decir, el bebé mama menos rato
  • La mamá se nota los pechos más blandos, pensando que no produce suficiente leche
  • El bebé empieza a hacer tomas caóticas y se distrae mientras mama
  • El incremento de peso del bebé se estanca y empieza a engordar menos
  • Es la más larga y puede llegar a durar hasta un mes

crisis de crecimiento en la lactancia maternaLos síntomas de la tercera crisis de crecimiento en la lactancia materna, como os decía, se suelen malinterpretar y pueden confundir a la madre, que piensa que si el bebé mama menos y menos tiempo, y ella tiene los pechos más blandos, sumado a que el bebé engorda menos, es que no tiene suficiente leche. Se da la circunstancia que en toda buena familia siempre hay alguien que sabe mucho de lactancia materna (nótese la ironía) y le da la razón a la madre, diciéndole que “eso es que ya no tienes leche y deberías pasarte al biberón”.

La tercera crisis de crecimiento está muy, muy cerca de la finalización de la baja de maternidad de 16 semanas establecida en nuestro país, y por lo tanto, muchas mujeres se tienen que incorporar al trabajo poco tiempo después. Compaginar la lactancia materna y la vuelta al trabajo es otra de las causas más frecuentes para pasarse a la alimentación artificial, por lo que alrededor de los 3 meses, tras la tercera crisis de lactancia y la inminente vuelta al mundo laboral, muchas madres abandonan definitivamente la lactancia materna.

En mi caso, la tercera crisis de de crecimiento no la noté. Recuerdo que pregunté a mi matrona (asesora de lactancia y coordinadora del grupo de lactancia materna) si podía ser que no la hubiéramos pasado y me comentó que pasarla, la habíamos pasado. Todas ellas. Pero a veces, se lleva mejor y no nos damos cuenta. Sea como sea, sí que es cierto que a partir de los tres meses noté un cambio en el comportamiento del peque pero en muchos aspectos, no sólo en lo que a la lactancia se refiere. Es un momento en el que interactúa mucho más con el entorno, todo empieza a despertarle curiosidad, se hace mayor y tiene un comportamiento distinto…

En cualquier caso, si estáis dando el pecho a vuestro hijo y notáis algún comportamiento extraño, ya sea alrededor de esas semanas que he comentado o en cualquier otro momento, lo mejor es acudir a algún asesor o asesora de lactancia o algún grupo de apoyo a la lactancia materna. No os quedéis con la duda y tampoco hagáis caso al primero que pasa. La ignorancia de vuestro interlocutor puede ser que no os beneficie en nada.

Fuentes consultadas:
Alba Lactancia Materna
Comité de Lactancia Materna de la AEPED

Y ahora, contadme, ¿cómo vivisteis las crisis de crecimiento en la lactancia materna?

4 comentarios en “Las crisis de crecimiento en la lactancia materna

  1. Belén dijo:

    Hay otra hacia los 6 meses si se sigue con LME. En mi caso X tenía una cada 3 semanas, desde que llegó a casa hasta los 6 meses cuando iniciamos AC.
    N sólo tuvo una a los 5,5 meses, cuando había empezado a limitar las tomas a X y la cantidad de leche se iba normalizando.

    • Maternitis dijo:

      ¿Cada 3 semanas? Mamma mía…qué locura! No sabía que había otra a los 6! Gracias por comentarlo, seguro que a muchas mamis les viene muy bien esta información 🙂 Un abrazo y mil gracias por pasarte!

  2. El baul de la mary dijo:

    y sobre los ocho hay otra, que no está ligada a directamente a la lactancia, pero interfiere. Los nenes van incorporando nuevas fases del sueño, se despiertan más por la noche y demandan pecho… yo estoy inmersa en ella, aunque esta ha llegado más tarde, la nena tiene casi 9 meses y medio… para mi, esta es la más agotadora, sin apenas dormir y tener que ir a currar al día siguiente… pero todo sea por mi pequeña !

    • Maternitis dijo:

      ¿Pero cuántas crisis hay?? jajajaj Yo oficialmente sólo conocía las 3 que he comentado. La verdad que es que nosotros alrededor de los 9 meses también notamos un cambio a peor (parecía que no podía ser posible ir a peor, pues sí). Gateaba por toda la cama medio dormido, muy inquieto, con mucha mamitis…Angustia de separación me parece que lo llaman XDDD. Y le ha durado…un montón!. ánimo que todo pasa! Gracias por tu comentario 😉

Deja un comentario