el día de la fruta en el colegio

El día de la fruta en el colegio

Los miércoles es el día de la fruta en el colegio de mi hijo mayor. Para muchos (yo la primera hace unos años) que los centros escolares tengan como “norma” que los niños lleven una pieza de fruta para almorzar un día a la semana es algo fantástico (y lo es) pero desde hace algún tiempo pienso que se trata de una medida mal explicada y mal entendida.

Mal explicada porque no se cuenta que el verdadero motivo de implantar el día de la fruta en el colegio es promover una alimentación saludable y, en este caso, el consumo de frutas por parte de los pequeños. Y eso, aunque se cuenta, se diluye en el aire porque el mensaje que cala es que: los miércoles, toca fruta.

Y ahí viene la parte que llamo mal entendida. Muchos padres ponen fruta los miércoles a sus hijos. ¿Y el resto de la semana? ¿Qué pasa con los lunes, martes, jueves y viernes? No lo pregunto por preguntar, ya que algunas madres a la entrada del colegio se han mostrado sorprendidas porque mi hijo lleve fruta (casi) a diario. Pero si el día de la fruta es el miércoles. Ahí está el problema. En asociar esa buena práctica a lo que dice el guión y no mirar más allá.

El día de la fruta… cada día

Cuando mi hijo empezó la guardería el año pasado, lo que más me gusto del centro es que cada día les ofrecían fruta para almorzar. Y además, con un sistema comodísimo para los padres. Los lunes, cada niño llevaba dos piezas de fruta a la clase. Cada día, las maestras les preparaban el almuerzo a base de fruta cortada que colocaban en bandejas y ellos mismos comían la cantidad que querían y la que preferían.

Me parecía una maravilla porque por un lado se fomentaba el consumo de fruta, servía para acercar a los pequeños a productos de temporada (las educadoras aprovechaban para hablar de la granada y las castañas en otoño, melocotones en verano, etc,) y era una manera de gestionar sus propia alimentación, sin forzarles a terminarse su almuerzo y de compartir entre todos.

En alguna que otra ocasión escuché a alguna madre y padre refunfuñar por la norma. 5 días de fruta les parecía demasiado y preferían ponerles bocadillo (porque la bollería estaba prohibida, cosa que también les molestaba a algunos).  Vamos, que una práctica tan positiva era un poco mal vista por algunos, pero como era la norma… había que pasar por el aro.

Un día de fruta a la semana

Ahora, el día de la fruta en el colegio ha pasado a ser eso, algo puntual que se produce los miércoles, en la que todos los niños tienen que llevar fruta. El resto… pues menos chocolate (que está prohibido) pueden llevar de todo. No importa si es saludable o no. Por cierto, es curioso que no puedan llevar una onza de cacao puro y sí magdalenas.

El día de la fruta en el colegio queda automáticamente anulado ante un cumpleaños o cualquier otro evento que caiga en miércoles en el que suelen almorzar coca o algún tipo de bizcocho… Y eso también hace que la gente se lo tome poco en serio.

Uno de los argumentos más escuchados (y que más detesto) es que llevar fruta cada día es aburrido y monótono. ¡Cómo?! ¡Pero si es lo más variado que hay! Peras, manzanas, kiwis, naranjas, mandarinas, piña, plátano, uva… ¿sigo? Todas son frutas pero no se parecen ni en color, ni en sabor, ni en textura… ¡es el almuerzo más variado que puede haber!

Además, que suele ser muy rápido de preparar. Los días que tenemos menos tiempo directamente pongo un plátano en su bolsa o una manzana. Tiempo de preparación: 1 segundo (y me sobra medio). El resto de día la inversión de tiempo también es mínima: 2 minutos en pelar y cortar.

Fijaos si el día de la fruta en el colegio cambia la percepción y la mentalidad que incluso mi hijo, que jamás cuestionó llevar fruta para almorzar en la guardería, ahora sabe que puede llevar otras cosas y me pide que le ponga un bocadillo. Él, que es un devorador de todas las frutas.

Los bocadillos no son un problema si son saludables (hay muchísimas opciones más haya del embutido) pero sigo prefiriendo que coma fruta… así que al menos 4 de cada 5 mañanas es lo que lleva…

No sé lo que os parecerá el día de la fruta en los colegios y si los centros donde van vuestros hijos tienen esta medida o similares. ¿Qué pensáis del tema?

4 comentarios en “El día de la fruta en el colegio

  1. Cristina dijo:

    La mía todavía es peque, pero me encanta la fruta, y espero dársela para desayunar y que coja buenos hábitos! A mi me gusta mucho la bollería, y aunque la evito, pienso que con unos buenos hábitos desde peque…igual ni me gustaría!

    • Maternitis dijo:

      Hola Cristina!! Estoy de acuerdo contigo, creo que es en gran parte cuestión de hábitos… a mí me pirra el chocolate pero desde siempre he intentado evitarlo para el peque…. Lo difícil es que todo el mundo cumpla y el entorno no le ofrezca lo que tu no quieres, pero en la medida de lo posible creo que hay que evitar los alimentos procesados, azucarados… Harás bien en dársela para desayunar, es riquísima!

  2. Mi Mundo con Peques dijo:

    Muy buen post! En nuestro colegio son dos días a la semana fruta, dos libres y uno bocadillo. Yo suelo ponerles fruta también los días libres… y en casa comen fruta. Esto es algo en lo que me esfuerzo mucho, y la verdad es que ellos encantados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *