Crema de calabaza con naranja y curry

Las cremas, sopas y purés son platos imprescindibles para nosotros en los meses más fríos. Nos gustan porque reconfortan en invierno, son fáciles y rápidas de preparar y muy versátiles. Las que más hacemos en casa son las de calabaza y calabacín. En esta ocasión, hemos añadido algunos ingredientes nuevos a nuestra crema clásica para darle un toque distinto y ha salido buenísima. Para que puedas probarla y disfrutarla como nosotros, no te pierdas esta crema de calabaza con naranja y curry.

ingredientes (4 personas)

Para la crema de calabaza con naranja y curry necesitamos:

  • 1 calabaza grande (entre 700-900 gramos sin piel ni pepitas). Esto es un poco a ojo ya que no suelo pesar la calabaza, cojo una grandecita y mantengo el resto de proporciones.
  • 2 puerros
  • 1 patata
  • El zumo de dos naranjas
  • Una cucharada de postre de curry
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • Pipas de calabaza (opcionales)
  • Sal
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen extra

Paso a paso

  • Pelamos la calabaza y le quitamos las pepitas. Pelamos la patata, limpiamos el puerro, y lo troceamos todo.
  • Exprimimos las dos naranjas.
  • Colocamos en la olla la calabaza, la patata, el puerro y el zumo de naranja. Yo utilizo una olla programable exprés (Fussioncook). Podéis usar una de este tipo si la tenéis, una exprés (o una normal).
  • Añadimos el jengibre rallado, el curry y sal al gusto.
  • Si usáis una olla convencional, cubrid de agua las verduras. Si es una programable, añadid agua hasta la mitad (aproximadamente).
  • Dejamos cocer todos los ingredientes. 20 minutos en olla normal y unos 7-8 en olla exprés o programable.
  • Al terminar, trituramos todo. Yo lo que suelo hacer es apartar un poco del agua de cocción y trituro, y se la voy añadiendo si necesita más (no me gusta que las cremas queden aguachirri).
  • Rectificamos de sal y servimos. Añadimos las semillas de calabaza y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Este plato es muy saludable  y entra muy bien. El curry le da un toque buenísimo, aunque es opcional y podéis hacerlo sin. El zumo de naranja le da acidez y me gusta mucho como queda, ya que si no esta crema resulta demasiado dulzona. Las pipas son opcionales también (mi hijo por ejemplo no las quiso) y le dan un toque crujiente muy rico a esta crema de calabaza. Tenéis que tener especial precaución con los peques ya que los frutos secos son peligrosos.

Espero que os guste y si os animáis a hacerla, contadme qué os ha parecido. Si colgáis el resultado en las redes sociales, podéis etiquetarme como @maternitis.

¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *