fomentar la lectura en casa

Cómo fomentar la lectura en casa

Que a los niños les guste leer es algo que no se puede imponer. No podéis obligar a vuestros hijos a ser unos forofos de los libros, pero sí que tenéis un papel muy importante para fomentar la lectura en casa y en el desarrollo de sus inquietudes lectoras. En mi opinión, y esto no es solo en lo referente a leer, todo aquello que esté normalizado en casa, será lo que ellos aprenderán y lo que intentarán imitar el día de mañana.

Así pues, si queréis que vuestros hijos vivan mil y una aventuras a través de los libros, lo primero que tenéis que plantearos es cuáles son los hábitos de lectura en vuestro hogar. Un niño que crece rodeado de libros, con unos padres que disfrutan leyendo, es probable que también sienta curiosidad. No olvidéis que los padres somos el mejor modelo para nuestros hijos y que tienden a seguir nuestros pasos. De poco sirve que mandéis a vuestros hijos a leer a su habitación si vosotros estáis todo el día mirando la tele. No hace falta que seáis ratas de biblioteca, pero si en casa es normal pasar ratos frente a un libro, visitar bibliotecas o tiendas especializadas, seguramente los peques también disfrutarán haciéndolo.

Aprendiendo con los libros de texturas

Aprendiendo con los libros de texturas

¿Cuándo empezar a fomentar la lectura en casa? Bien, hay libros desde los 0 años. A partir de ahí podéis empezar. Los libros para bebés de pocos meses suelen ser de tela o plastificados para el baño, con ellos descubrirán colores y formas; ruidos y sonidos; y texturas. Me apasionan los libros con texturas. M. está ahora en esa fase que, cada vez que abre un libro, pasa su manita por las páginas y toca las ilustraciones buscando los relieves y las texturas… Hay cuentos chulísimos de este tipo, con historietas breves para que les leáis.

Es cierto que al principio puede ser que los rompan y se los coman. Mi marido padece  enormemente cuando un libro sufre daños pero yo creo que es una manera de “disfrutarlos”. Vale, quizá no es buena idea que se los coman. Pero sí que los trasteen y jueguen con ellos.

Cuando sean más mayores, ellos mismos podrán elegir qué quieren leer. Así que no les forcéis a leer un libro que no les gusta, sólo conseguiréis que aborrezcan la lectura. Sí, ya sé que en los colegios les dan un libro al trimestre y es “el que toca”. Personalmente me horroriza este sistema y recuerdo cuando era pequeña leer cada tostón… ¿No sería más  productivo ofrecer una lista de libros de distintas temáticas acorde a su edad y que ellos mismos elijan? Leer es bueno, sea lo que sea.

En estas etapas, también podéis inventar actividades diversas relacionadas con el libro que están leyendo. De esta manera, leer será un juego del que podrá disfrutar toda la familia. Las actividades pueden ser en casa, ahora que vienen meses de frío y lluvia, o también al aire libre. Imaginad, por ejemplo, un juego relacionado con la búsqueda de un tesoro en el parque, alguna excursión por la montaña…

Para algunas familias, adquirir libros frecuentemente puede ser un poco prohibitivo. Os recomiendo que visitéis la biblioteca más cercana con vuestros hijos. Allí encontraréis un montón de propuestas para ellos: libros, cuentos, cómics y también vídeos educativos y música.

De la misma forma que nunca es demasiado pronto para empezar, tampoco es demasiado tarde. Si en vuestra casa no leéis normalmente, os animo a hacerlo, ya que de esta manera fomentaréis la lectura entre los peques.

Un comentario en “Cómo fomentar la lectura en casa

Deja un comentario