Cine con niños por primera vez: consejos para que sea un éxito

¿Cuándo es buena idea ir al cine con niños por primera vez? ¿Cuándo están preparados para “aguantar” una película? Hasta hace bien poco jamás se me había pasado por la cabeza llevar al mayor al cine, ya que en casa aguanta 10 segundos de reloj cualquier película que pongamos (solo tolera los dibujos de Peppa Pig y el Pequeño Reino de Ben y Holly). Pero en Navidades nos liamos la manta a la cabeza y fuimos a disfrutar toda la familia de la pantalla grande. Hemos repetido experiencia y por eso quiero daros algunos consejos para que ir al cine con niños por primera vez sea un éxito.

Primeras veces

Considero que antes de los 2 años o 2 y medio, es difícil que un niño esté preparado para ir al cine. En esta etapa, los peques no paran quietos y por mucho que la pantalla del cine sea un gran foco de atención, es complicado que aguanten toda (o casi toda) la película. A partir de los 2’5 años, puede ser buen momento para empezar a planteárselo.

Nuestro primer intento fue poco antes de cumplir los 3 años y fue bastante bien para ser la primera vez. Estuvo atento y quieto… hasta que se terminaron las palomitas. Poco después, empezó a pedir irse a casa y nos fuimos (menos mal que era una sesión gratuita y nos daba un poco igual).

La segunda vez que fuimos, tenía algo más de 3 años y con bastantes dudas (de ahí que quiera daros algunos consejos). M. es muy movido y me temía que íbamos a tener que salir a mitad de la película nuevamente. Pero no fue así.

Aguantó toda la peli (no se dio cuenta ni que había palomitas) y así ha sido las 4 o 5 veces que hemos vuelto al cine. Ahora además vamos con la peque, que se duerme enseguida y no dice ni mi toda la película.

Consejos para ir al cine con niños por primera vez

Después de nuestra experiencia, diría que hay ciertas cosas que facilitan que las primeras veces en el cine con niños vayan bien.

paciencia

Es la clave de cualquier cosa que hagáis con niños. Y más si es la primera vez. Y más si es ir al cine. Así que… paciencia. ¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Que tengáis que iros de la sala? Bueno, no es tan grave. Asimilad que eso puedo pasar (aunque no tiene porqué) y disfrutad. Ir al cine con niños es mágico.

Pensad que el cine no es como el salón de casa. Quizá en casa no aguantan (como el mío) pero en el cine sí…

analizar la película

No todas las películas de dibujos o infantiles son apropiadas para todos los niños. La edad es importante pero también lo es el carácter de cada niño. Los hay muy sensibles, muy curiosos, muy maduros…

Lo mejor es que miréis el tráiler de la película que queréis ver y busquéis algunas opiniones, para saber si encajará más o menos con los gustos de vuestro hijo.

Hay que tener en cuenta también la complejidad del film, ya que si son muy pequeños y la peli tiene muchos personajes y una trama un poco más complicada, es fácil que pierdan el hilo, se aburran y quieran irse (o dar brincos en la sala…).

Duración

La duración de la película es bastante importante también. Vaya, que empezar con una peli de 2 horas no es buena idea. Quizá es un éxito, pero no sería la mejor opción. Hay films más cortitos, incluso cortometrajes infantiles, con los que iniciarse y llevar a los niños al cine por primera vez.

motivación previa

Si un niño nunca ha ido al cine, no sabe lo que allí se encontrará. Pero si le contamos que iremos a una sala muy grande, con más gente, una pantalla gigante y pondrán una peli muy chula… Empezará a hacerse a la idea.

Podemos, además, trabajar un poco la película que verá para motivarlo antes de ir. Le podemos enseñar el tráiler (a ver si le gusta), hablarle sobre el argumento de la película, incluso realizar actividades relacionadas (como buscar dibujos relacionados para colorearlos, por ejemplo).

Nada de trÁilers

Si queremos que estén en la sala lo más tranquilos posible, durante el mayor tiempo…. mejor nos saltamos los tráilers. Si a veces se hacen pesados para nosotros, imaginad para ellos. Son 10 minutos en los que van a ver pasar imágenes que incluso les pueden confundir con lo que van a ver después. Aprovechad los tráilers para ir al baño y cuando esté a punto de empezar… ¡a la sala!

picoteo

Sé que los nutricionistas se me pueden tirar a la yugular con esto… pero para nosotros el cine sin palomitas, no es cine. Es verdad que hay palomitas saludables (hechas en casa con el maíz, sin sal) pero es obvio que no son las del cine. Aun así, para nosotros, como os digo, es un hábito y nos encantan.

Y también es una manera de que el peque aguante la película con atención. Aunque tengo que decir que la primera vez que fuimos al cine (bueno, la segunda si obviamos el primer intento) no se percató ni que había palomitas a su lado, ya que estaba increíblemente alucinado.

Si no queréis esta opción, podéis llevaros un poco de fruta cortada en un tupper o unos frutos secos.

Hora de la sesión

No llevéis a los niños a las sesiones del final de la tarde. Están más irritados, con sueño, inquietos… Lo ideal es ir a las matinales o a primera hora de la tarde. De esta manera evitaréis el malestar propio de esas horas.

SESIÓN LOW COST

El cine es caro. No es ninguna novedad. Y duele saber que quizá a mitad de película hay que evacuar la sala, así que otra recomendación es acudir las primeras veces a una sesión low cost (por la mañana, el día del espectador, salas pequeñas con otros precios más asequibles…) para que no duela tanto si, después de haber pagado entre 5 y  8 euros por barba, haya que despedirse del cine.

Estos serían mis consejos para ir al cine con niños por primera vez. Si os animáis, espero que sea un éxito. Pero pensad que si no lo es, los niños cambian mucho en poco tiempo, en unos meses lo podéis volver a intentar y seguro que va genial.

Contadme vuestra experiencia. ¿Cuándo llevasteis a los niños al cine por primera vez? ¿Cómo fue?

Foto: Unsplash (Ambitious Creative Co. – Rick Barrett)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *