BLW (Baby led weaning) “a nuestra manera”

Hace un mes y poco que empezamos con la alimentación complementaria con la pequeña y el BLW (Baby Led Weaning) ” a nuestra manera”. Y digo a nuestra manera porque no estamos siguiendo las directrices establecidas en lo que se conoce oficialmente como BLW. Y es que en ciertos grupos o sectores se ha radicalizado un poco el tema de la alimentación complementaria y si se hace BLW hay que hacerlo a rajatabla, ofreciendo solo trozos y criminalizando los triturados. Bien. Ya os digo que nuestra alimentación complementaria y nuestro BLW es mucho más laxo.

¿Qué es el BLW (Baby led weaning)?

Por si queda alguien en este planeta que aún no lo sepa (que lo dudo) el BLW (Baby Led Weaning) es la alimentación autoregulada por el bebé. Con el BLW, los alimentos que ofrecemos al bebé serán enteros, en lugar de triturados, con el tamaño y forma adecuadas para que él solito lo coja con sus manos y se lo lleve a la boca. De esta manera, los bebés comen en función de su apetito y preferencias.

La finalidad de este tipo de alimentación es respetar la saciedad del bebé (él solo come los alimentos que le ofrecemos, de manera que cuando no quiere más, deja de comer); fomentar su autonomía; mejorar su destreza y psicomotricidad (la coordinación mano-ojo-boca, hacer pinza con sus dedos, etc.); la masticación y ejercitación de la mandíbula; la deglución….

BLW a nuestra manera: primeros días

BLW (Baby led weaning)

¿Qué es ese verdor?

Cuando empezamos la alimentación complementaria, le ofrecimos a la pequeña alimentos enteros para ver cómo los gestionaba. En ese momento a penas coordinaba sus manos con la boca, por lo que dificilmente se podía comer sola los alimentos. Además, aún tenía el reflejo de extrusión (es decir, con su lengua escupía sin darse cuenta todo lo que entraba en la boca).

Por lo que sus inicios con la AC han sido de alimentos aplastados con el tenedor. Igual que su hermano (aunque era por cuestiones distintas: no tenía reflejo de extrusión pero tampoco ningún interés por comer solo y se pasaba el rato mirando los trozos de pan o plátano que le ofrecíamos).

BLW

Aquí colaboramos todos

Igual que hicimos con el mayor, hemos huído casi en la totalidad (exceptuando cuando le damos carne) de los purés porque pensamos (es verdad que lo dicen muchos estudios también, pero no es el motivo principal, si no que es pura lógica) que no tiene ningún sentido dar a un bebé que es capaz de comese un plátano una papilla de frutas dónde plátano, pera, manzana, etc. están trituradas y mezcladas de tal forma que todo sabe igual y todo tiene la misma textura.

El BLW es mucho más que dar de comer. Para mí es enseñar a los niños desde los 6 meses cómo es un plátano (o una patata, un trozo de pan, una zanahoria y un brócoli). Esto es, como huele, cómo sabe, qué textura tiene…

BLW: primeros trozos

Desde hace unos días (con 7 meses justos) hemos visto que su coordinación ojo-mano-boca ha mejorado muchísimo y es capaz de coger un alimento (con la palma de la mano porque tan pequeños no son capaces de hacer pinza aún) y se lo lleva a la boca. El reflejo de extrusión lo ha perdido también.

BLW (Baby led weaning)

Por eso, le hemos empezado a ofrecer alimentos enteros. ¿Cómo? Con cortes alargados y del tamaño de un dedo. Esto es algo que aprendí hace poco. Los trozos no deben cortarse al azar, ya que para que los puedan gestionar bien y no haya atragantamientos, deben ser cortes como “finger food” (es decir, comida de dedos).

Aun es muy pequeña y algunos alimentos se le resisten (si son resbaladizos como algunas frutas) o simplemente se distrae con cualquier cosa y los lanza al suelo. Nosotros, mientras va experimentando y aprendiendo a comer solita, le vamos ofreciendo el mismo alimento chafado con un tenedor.

Cuando otros les dan de comer

El BLW es algo con lo que muchos no están de acuerdo. Sea por desinformación o por miedo. Es el caso de los abuelos, algunos cuidadores… Yo no soy partidaria de forzarles porque en el BLW hay que tener algunas consideración básicas muy importantes (como por ejemplo que es mejor que los niños no estén atados a la trona por si se atragantan y hay que cogerlos; que lo ideal es tener alguna noción de primeros auxilios; qué alimentos suponen más peligro de asfixia entre los pequeños, etc.).

BLW

¿El plato se come?

Pienso que aquellos que alimentan a nuestros hijos deben ser plenamente conscientes de cómo lo hacen y, en definitiva, no veo mal que los peques combinen triturados con sólidos. Nosotros hasta ahora estamos combinando los alimentos chafados con la introducción de sólidos (y poco a poco daremos más sólidos y menos alimentos aplastados) y algún puré cuando le damos carne.

Los abuelos, que son los encargados de darle de comer durante el día, se han animado con lo mismo y le ofrecen algún puré y alimentos chafados. Prefieren de momento no dales alimentos enteros y lo comprendo perfectamente.

Siguiendo un poco la experiencia del mayor, antes del año ya comía como uno más en la mesa, casi de manera autónoma y con 18 meses comía con cubiertos (ahora que lo pienso, ahora usa más las manos para comer que antes, se me está asalvajando).

Contadme vosotros, ¿cómo iniciasteis la alimentación complementaria? ¿Os gusta la idea del BLW?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *