Actividades y materiales para la caja de luz

Hace ya bastante tiempo que os hablé de las cajas de luz, un recurso educativo en auge con el que los pequeños pueden desarrollar la imaginación, experimentar y aprender. Si bien es un juego cada vez más popular, es frecuente que a veces se nos agoten las ideas para sacarle partido. Yo misma he estado un tiempo pensando en cómo podíamos usarla, buscando nuevos materiales para nuestra caja de luz con los que jugar y experimentar. Por eso hoy os traigo materiales para la caja de luz (o mesa, por supuesto), en base a los objetos que tenemos nosotros y otros similares que podéis encontrar en tiendas especializadas.

El poder de la luz

Los objetos translúcidos son clave para experimentar con la caja de luz, pero no son los únicos, como veremos. Espejos, objetos sensoriales, geles, líquidos… son solo algunos materiales para la caja de luz con los que sacarle partido.

Pero recordad, las cajas y mesa de luz son un estupendo recurso para el juego libre, así que ofreced materiales de vez en cuando simplemente para que experimenten y dejen volar su imaginación.

En el post de hoy os acerco a actividades y materiales para la caja de luz que podéis comprar, y muy pronto hablaremos de objetos cotidianos e ideas caseras low cost para sacarle aun más rendimiento a la caja de luz.

materiales para la caja de luz

Letras y números

Cuando empiezan preescolar, las letras y números están muy presentes en el día a día de los pequeños. Empiezan a descubrirlos,  identificarlos y memorizarlos. Existen letras y números translúcidos, tanto de metacrilato (los que tenemos en casa) como de silicona.  Las posibilidades de aprendizaje con este material son infinitas. Se pueden usar solas o combinadas con otros materiales para, por ejemplo:

  • Formar palabras y nombres (nombres de mamá y papá, los hermanos, abuelos, palabras cortas y comunes….).
  • Hacer operaciones matemáticas (de distinta complejidad según la edad del niño).
  • Practicar el conteo.
  • Coger objetos reales e intentar reunir las letras que forman su nombre (un lápiz, un anillo, una fruta….).
  • Con pequeños objetos (a ser posible translúcidos), hacer montones de distinta cantidad para colocar el número correcto a su lado.
  • Separar las letras de los números (algunas les resultan confusas)
  • Separar y agrupar las letras por colores

Formas geométricas

Desde las más sencillas (la redonda, el cuadrado o el triángulo) hasta las más complejas (hexágonos, pentágonos…). Pueden ser planas o en tres dimensiones. Con este tipo de objetos translúcidos los niños experimentan con las formas y los volúmenes.

  • Reconocer las figuras y formas que les presentamos
  • Diferenciar las planas de las que son tridimensionales
  • Buscar objetos cotidianos cerca que tengan esa forma
  • Hacer construcciones
  • Crear formas libres
  • Observar simetrias
  • Rellenar con líquido para experimentar con los volúmenes (las nuestras por ejemplo tienen un tapón que permite hacerlo)

Construcciones

Crear formas a partir de la nada creo que es de las cosas más fascinantes para un niño. Supongo que por eso les gustan tanto (a algunos, no todos) las construcciones. Nosotros tenemos juegos para construir  a patadas: de piezas de plástico que se unen, de madera, de Lego…

Y ahora también tenemos construcciones translúcidas para la mesa de luz: Playstix, que podéis encontrar en Slow Fun Kids.

Los Playstick son unos palitos de colores muy llamativos que dejan pasar la luz. Los hay de distintos colores y tamaños.

Con ellos se pueden hacer todo tipo de construcciones apilando y uniendo los palos para crear todas las formas que se nos ocurran. La caja lleva un libro con un montón de ideas e incluye ruedas para poder formar vehículos que puedan desplazarse.

Este es un juego que, si bien es ideal para la mesa de luz, también se puede jugar con él en cualquier otro ambiente. Es muy entretenido y tiene múltiples opciones, por lo que se ha convertido en un éxito en casa.

Materiales sensoriales

La caja de luz es algo que entra por la vista, pero no podemos obviar otros sentidos cuando juguemos con ella.  Así, hay infinidad de actividades y materiales sensoriales con los que experimentar frente a la caja.

El abanico es muy amplio. Juguetes con texturas distintas, relieves, con materiales en su interior (arena, líquidos, gel…). Si os gustan este tipo de accesorios y materiales para la caja de luz, os recomiendo los cilindros y torres sensoriales. Las hay con formas (circulares, de espiral), con efecto brillo, cascadas de purpurina, policromáticas…

Nosotros aun no tenemos este tipo de materiales para poder experimentar con ellos pero está en nuestra wish list. ¿Por qué? Pues porque además de iniciar a los pequeños en la comprensión de principios científicos elementales, este tipo de actividades y materiales tienen un efecto hipnótico y relajante en los niños, algo que favorece un juego tranquilo y calmado.

Espejos

Los espejos son siempre un éxito entre los más pequeños. A veces simplemente basta con poner un espejo delante mientras juegan (con mucha precaución) para que ellos observen las diferentes perspectivas espaciales, los tamaños y formas desde otro ángulo, cómo se reflejan los objetos….

Pero también existen materiales específicos con espejos para jugar. Los más conocidos son los bloques con espejo con los que se pueden hacer construcciones, aprender formas geométricas, etc.

A mí los espejos, como el cristal, me dan bastante reparo pero existen alternativas seguras con un efecto similar. como estas láminas reflectantes de Slow Fun Kids con las que experimentar con los reflejos y simetrías. Al ser flexibles, se puede jugar colocándolas de forma cóncava o convexa, curvarlas, unirlas o incluso recortarlas para tener espejos de tamaños distintos.

M. es la primera vez que experimenta con espejos y simetrías, y le ha llamado mucho la atención. Los hemos colocado apoyándolos en la pared formando un ángulo de 90º pero se pueden poner de muchas maneras. Lo mejor es que al ser 100% seguros, podemos estar tranquilos que los niños no se harán daño al experimentar con ellos.

Objetos de colores

Dentro de los materiales para la caja de luz, este es el gran cajón, dónde caben mil y un materiales distintos para jugar y experimentar con la caja de luz. Prácticamente cualquier objeto que se os ocurra (sobre todo aquellos que dejan pasar la luz) son interesantes para usar con las cajas y mesas de luz. A veces es solo cuestión de echar a volar la imaginación.

Por ejemplo, nosotros tenemos unas frutas translúcidas que en realidad son para meter en el congelador y hacer cubitos. Pues bien, es un material low cost ideal para la mesa de luz y nos sirve para distintos juegos, tanto solo como combinado con letras, números, etc.

Y uno de los primeros materiales que compramos son las paletas de colores primarios: rojo, verde y azul. Es cierto que al principio las paletas no le llamaban la atención, pero ahora las superpone y juega a descubrir nuevos colores mezclando los básicos.

Como veis, la caja de luz es un mundo de posibilidades donde la imaginación juega un papel muy importante para sacarle el máximo rendimiento. Con poquitos materiales se pueden hacer grandes cosas.

Slow Fun Kids

Si queréis sacarle más partido a vuestra caja de luz, os recomiendo que naveguéis por la web de Slow Fun Kids, ya que tienen, además de algunos complementos para mesa de luz clásicos como los que os he enseñado, propuestas muy originales para aprender distintas materias jugando (planetas, el cuerpo humano, matemáticas…).

Pero no es solo una shop de cajas de luz y complementos. Es todo un escaparate de juguetes que buscan fomentar el aprendizaje de los pequeños mediante el juego. Y por ello ofrecen un amplio abanico de propuestas con luz propia, como ellos mismos dicen, para todas las edades.

La verdad es que el proyecto de Isa y Oscar no puede gustarme más, tanto por lo que ofrecen como por los valores que intentan transmitir: juguetes naturales, bonitos, reutilizables, inclusivos, no sexistas, educativos…

Los materiales y recursos que hoy os he presentado y comentado están pensados para usar en las cajas y mesas de luz, pero hay muchos otros que son ideales para experimentar también y suelen pasarnos desapercibidos. Os enseñaré algunos muy pronto.

¿Y vosotros, qué materiales usáis para la caja de luz?

3 comentarios en “Actividades y materiales para la caja de luz

  1. Merce dijo:

    Me ha encantado. Desde hace unos meses que tengo la idea de fabricarle a mi niña una mesa de luz. Para después de los examenes, me pondré con el proyecto. Espero que pronto publiques un post sobre materiales low cost que podemos utilizar con la mesa de luz, ya que no puedo costearme muchos juguetes como tal. Un saludo.

    • Maternitis dijo:

      ¡Gracias guapa! Sí, estoy preparando ese post (a ver si me da la vida y lo saco adelante). A mí me encantan los materiales low cost para mesa de luz porque precisamente sirven para echarle imaginación también a los papis, buscando nuevas formas de experimentar con la caja. Muchas gracias por tu comentario 😉

  2. Escape Room Immersion dijo:

    ¡Qué genial esta idea! Tu blog siempre me insipra 🙂

    Realmente no hay nada como disfrutar del tiempo libre con los nuestros, ¿verdad? Desconectar de los agobios y estreses de la rutina y echarse unas risas en buena compañía.

    La sal de la vida 🙂 Gracias por este post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *